Para in­gresar 100 euros tiene que des­tinar más de 70 eu­ros, según su cuentas anuales

Caja de Ingenieros, la benefactora de Pablo Iglesias, es de las más ineficientes del sector

La ratio media de la AEB está por de­bajo del 50% y la de CECA, del 60%

Caja de Ingenieros
Caja de Ingenieros

Caja de Ingenieros es una coope­ra­tiva pro­fe­sional que se ha si­tuado ante la opi­nión pú­blica como la en­tidad que ha con­ce­dido la hi­po­teca a Pablo Iglesias e Irene Montero para la ad­qui­si­ción de una lu­josa vi­vienda en Galapagar (Madrid). Además de su cer­canía a los mo­vi­mientos in­de­pen­den­tistas de Cataluña, ha man­te­nido su sede so­cial en Barcelona, junto a Caixa Guissona. Otra sombra de esta coope­ra­tiva es que se sitúa como de las más in­efi­cientes del sec­tor, con una ratio del 70,79% que con­trasta con la media de la banca es­pañola.

Muchos cálculos se han hecho sobre la ventajosa hipoteca que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y su pareja, Irene Montero, han obtenido de Caja de Ingenieros para la adquisición de una vivienda de lujo en plena sierra de Madrid (en Galapagar, en concreto).

Al margen de las polémicas políticas o éticas de estos líderes de la izquierda más radical, incluso con el apoyo a los 'okupas' y sus críticas al sector bancario español por los desahucios durante los momentos más duros de la crisis, la entidad elegida tiene una serie de peculiaridades que la distancia del resto del sector.

Una de las más significativas es la ratio de eficiencia que tenía Caja de Ingenieros al cierre del pasado ejercicio. La de esta cooperativa se situaba en el 70,79%, es decir, para lograr unos ingresos de 100 euros tenía que destinar para ello prácticamente tres cuartas partes de los mismos.

Esa ratio se sitúa a mucha distancia de la media que tienen los miembros de la Asociación Española de Banca (AEB), que al cierre del pasado ejercicio se situaba en un 49,1% y con el objetivo de que sea menor en los próximos trimestres, o la eficiencia de las entidades que forman parte de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), que aún soportaban a diciembre de 2017 un 59,5%.

La mayoría de los bancos o antiguas cajas de ahorro han puesto en su punto de mira la mejora de la eficiencia en estos tiempos de tipos de interés negativos, para poder mejorar la rentabilidad (ROE) y mantener su independencia. El objetivo de casi todos es situar la ratio de eficiencia por debajo del 50% en el corto o medio plazo.

Bien lejos se encuentra Caja de Ingenieros de esos objetivos del resto del sector, con la eficiencia mostrada al cierre de 2017, a pesar de que tan sólo cuenta con unas 26 oficinas, casi la mitad en territorio catalán. Eso sí, bien puede presumir de una ratio de capital del 16,81% o una morosidad del 3,33%, tan sólo algo por encima de la que tiene Bankinter.

Otra independencia

Otra de las diferencias de Caja de Ingenieros es la de haber mantenido su sede social en Barcelona, donde se creó hace ya más de 50 años, y haberse mantenido al margen de la salida de la mayoría de los bancos con sede en Cataluña ante el proceso independentista, con Banco Sabadell y CaixaBank a la cabeza.

Caja de Ingenieros es la única que ha permanecido en su territorio de origen, junto a la pequeña caja rural Caixa Guissona. Las relaciones con el movimiento independentista de la entidad que preside Josep Oriol Sala son conocidas, por algunos miembros del patronato de su fundación, como es el caso de Joan Vallvé i Ribera, vicepresidente de Omnium Cultural.

Además, el cheque para la fianza de Carme Forcadell, la expresidenta del Parlament de Cataluña, partió de la propia Caja de Ingenieros. Su arraigo a su territorio de origen contrasta con otras cooperativas de crédito profesionales que optaron por salir de Cataluña, como es el caso de Arquia Banca (la antigua Caja de Arquitectos).

"Caja de Ingenieros es la cooperativa de crédito de todos los profesionales que buscan los mejores servicios y el mejor trato personalizado", así se define esta entidad en su página de Internet. Que se sepa, Pablo Iglesias no es ingeniero, aunque esta no es una condición para poder ser cliente y partícipe de la entidad.

Lo que llama la atención es que el líder de Podemos haya recurrido a una entidad de estas características para obtener su hipoteca, cuando la gran mayoría de sus cuentas, según los registros oficiales del Congreso de los Diputados, estaban o están en ING Direct.

Tal vez, por los extratipos que la filial del grupo holandés ha ofrecido desde hace años. Eso sí, Iglesias y sus seguidores abominan del sector bancario y de la especulación financiera. Pero como dice el dicho popular, una cosa es predicar y otra dar trigo.

Artículos relacionados