DESDE EL PARQUET

Eléctricas, escenario mejorable

El sector eléc­trico es­pañol atra­viesa por un gran mo­mento. Las tres ma­yores prin­ci­pales com­pañías con ope­ra­ciones en España (Iberdrola, Endesa y Gas Natural Fenosa) ob­tu­vieron un be­ne­ficio de 1.530 mi­llones de euros en el primer tri­mestre del año, lo que su­pone casi un 11% más que en el mismo pe­ríodo del ejer­cicio an­te­rior.

El mayor beneficio se lo apuntó Iberdrola al ganar 838 millones de euros, con un crecimiento del 1,2%, aunque la mejora más importante fue para Endesa que elevó sus ganancias un 47%, hasta los 372 millones de euros. Gas Natural, por su parte, logró un beneficio de 320 millones, lo que supone un crecimiento del 7,4%.

Unas positivas cifras impulsadas por la notable mejora de las condiciones del mercado en España en el arranque del ejercicio con una mayor producción hidráulica y eólica que han permitido rebajar los precios extraordinariamente altos de la energía registrados en el mercado mayorista en el primer trimestre de 2017.

A cierre del primer trimestre, la cifra de ingresos de las tres ‘grandes’ eléctricas ascendió a 20.918,5 millones de euros, más de un 7% respecto a igual período de 2017. Por su parte, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) de las tres compañías se situó en 4.256,5 millones de euros, con un incremento del 18%.

Esta situación, sin embargo, podría revertirse en los próximos meses tal y como indican los precios de los futuros de la electricidad en el mercado español. Pese a la lluvia caída y al buen funcionamiento de las renovables, según un informe de EEX, el precio medio para el tercer y cuarto trimestre de 2018 superará los 60 euros MWh. En concreto, sitúan el precio para el tercer trimestre, de julio a septiembre, en los 60,55 euros MWh, mientras que el cuarto trimestre se podría ir hasta los 61,10 euros MWh.

El precio medio en lo que va de año ronda los 46,91 euros MWh. Pero se prevé que en mayo se vaya por encima de los 48 euros MWh para superar los 50 euros en el mes de junio, De confirmarse esta evolución, el precio medio de 2018 podría rozar los 55 euros MWh, el segundo más alto de la historia de OMIE y superaría con creces el del año pasado que ya de por sí fue bastante caro por la sequía.

Los expertos del sector justifican esta fuerte presión por tres grandes motivos. El primeo es que la producción hidroléctrica no está logrando rebajar los precios tanto como sería esperable y deseable. En segundo lugar, España va a estar con dos centrales nucleares paradas al menos durante tres meses, con el consecuente déficit de producción. Y, por último, la subida experimentada por la cotización del crudo en los últimas semanas, con estimaciones incluso de superar los 100 dólares por barril en los próximos meses, lo que impulsará además el precio del gas y del carbón, materia prima de buena parte de las centrales eléctricas españolas.

Un escenario que podría complicar la positiva evolución en el mercado de las principales compañías españolas del sector, especialmente si los ingresos por sus negocios en el exterior siguen afectados por el tipo de cambio. Gas Natural y Endesa, de momento, registran alzas superiores al 10% en lo que va de año, mientras que Iberdrola se apunta un avance mucho más modesto del orden del 3%.

Artículos relacionados