Los prés­tamos en el acto, a plazo de dos años, se de­vol­verán con un re­cargo del 25%

Crece la confianza en la economía y provoca que el crédito al consumo se desboque

Casi 8.000 mi­llones de euros pres­tados en el primer tri­mes­tre, un 19% más

Crédito
Crédito al consumo.

El cré­dito al con­sumo sigue dis­pa­rado en España. Y ca­mina cada vez más des­bo­cado. En el primer tri­mestre del año, el vo­lumen de prés­tamos para ad­qui­si­ción de bienes de con­sumo du­ra­dero ace­leró su cre­ci­miento hasta el 19,02%, según datos del Banco de España. El pa­sado año había cre­cido ya al nivel del 17,48%, no visto desde que es­ta­llara la cri­sis. Cada mes, el in­cre­mento de esta fi­nan­cia­ción re­gistra ma­yores al­zas, lo que re­cuerda a la etapa de la bur­buja fi­nan­ciera que llevó a la úl­tima cri­sis.

La fiebre del consumo y el aumento de la demanda de vehículos está provocando esta explosión en los préstamos al consumo. Además, los establecimientos financieros de las cadenas francesas de distribución, como Carrefour o Alcampo están avivando el crecimiento de este sector, así como otras financieras independientes, como Money Solution, por poner un ejemplo.

El consumo se encuentra disparado en España. Está creciendo a ritmos cada vez más vigorosos, dentro del rango de los dos dígitos. En los últimos meses ha registrado una aceleración formidable, según desvelaba el Banco de España en sus últimas cifras sobre el sector financiero de finales del pasado año.

Las últimas cifras de la autoridad monetaria española confirman esta tesis y aviva el temor a repetir los desequilibrios previos a las recientes crisis vividas en este país. En los tres primeros meses del año, el crédito al consumo se ha disparado hasta el 19,02%. De los 6.645 millones de euros registrados en el primer trimestre del año pasado hasta los 7.909 millones de euros del periodo entre finales del pasado año y el cierre de marzo de este ejercicio

Créditos rápidos

La buena marcha de la economía ha catalizado el crecimiento en esta financiación. Ya hace un par de años que el colectivo de trabajadores entre 25 y 45 perdió el miedo a perder su puesto de trabajo, lo que podría explicar esta fuerte propensión al consumo y al endeudamiento. Mientras tanto, aunque en condiciones poco alentadoras, los jóvenes se están incorporando al mercado de trabajo. El colectivo que sigue en una situación muy delicada y, por tanto, incapaz de consumir y endeudarse, es el de los mayores de 45 años que perdieron su empleo y para los que se ha abierto un abismo difícil de sortear en la búsqueda de un nuevo puesto de trabajo.

En paralelo, las entidades de financiación, como son las de las cadenas francesas de distribución, se han lanzado a por todas en este nuevo Eldorado del crédito. Carrefour permite solicitar hasta 1.144 euros a un plazo máximo de 30 meses (dos años y medio). Alcampo anuncia préstamos más cortos, de dos años y un mes y con un límite de 900 euros.

Por su parte, otras entidades, como Money Solution, financian en una banda entre los 1.500 y los 50.000 euros a 34 meses. En todos los casos, el coste de la financiación resulta muy elevado, ya que los tipos de interés de los préstamos al consumo se halla situado en casi todos los casos en tasas cercanas al 25%.

El Banco Central Europeo manifestaba en un informe de finales del pasado año que España e Italia registran las tasas más elevadas de crecimiento del crédito al consumo en toda Europa debido al fuerte tirón de los préstamos para adquisición de vehículo. España, además, se ha visto condicionada por un parón de varios años en la tramitación de créditos al consumo por la crisis, con lo que las cifras de crecimiento son más abultadas, porque partían de condiciones de fuerte depresión del mercado. El aluvión de créditos actual se presenta ante los clientes con el señuelo del “sin avales” o el “sin justificar su uso”.

Artículos relacionados