DESDE EL PARQUET

Aena, los fondos hacen caja

La de­ci­sión de dos grandes fondos de vende una parte de su por­cen­taje en Aena para hacer caja ha fre­nado de mo­mento la pro­yec­ción al­cista del grupo hacia sus má­xi­mos.

En concreto, TCI Luxembourg y Talos Capital han colocado entre inversores cualificados un paquete de 4 millones de acciones, aproximadamente el 2,7% del capital del gestor aeroportuario español, a un precio de 174,12 euros por acción. Eso supone un ingreso de 699,48 millones de euros para ambos fondos.

Tras la venta, TCI Fund, la entidad que gestiona TCI Luxembourg y Talos Capital Designated Activity, mantendrá en su poder 12,4 millones de acciones de Aena, representativas del 8,29 % del capital. Pese a la venta, TCI seguirá siendo uno de los principales accionistas del grupo controlado por el Estado español a través de Enaire con el 51% del capital.

Aunque la primera reacción del mercado hacia esta operación ha sido de fuerte castigo, los expertos creen que este será puntual y que el valor no solo volverá pronto a cotizar en los precios a los que se realizó la colocación sino que además los superará con holgura en breve.

Un optimismo que se apoya en la positiva evolución de las cuentas del grupo. De hecho, los resultados del primer trimestre mostraron una notable mejora respecto a las estimaciones del consenso del mercado gracias al crecimiento del 9% de su tráfico aéreo. El beneficio neto de Aena entre enero y marzo se elevó a 111 millones, un 37,3% superior a igual período del año anterior. El Ebitda, por su parte, creció cerca de un 14%, hasta los 364 millones de euros.

Los analistas de Renta 4 destacan además la excelente generación de caja, que ha permitido reducir su deuda de forma significativa. La deuda neta actual del grupo se sitúa en 6.871 millones de euros mejorando su ratio de deuda neta/Ebitda de 2,8, a 2,6, a pesar de las mayores inversiones acometidas en este período.

Un elevado ritmo de crecimiento y capacidad de hacer caja, apoyado por el favorable efecto del turismo, que ha llevado a la firma de inversión a reiterar su recomendación de sobreponderar las acciones de Aena, con un precio objetivo de 182,3 euros.

Este precio se situaría por encima de sus máximos absolutos de hace un año a cerca de 180 euros por acción. Después de este año de consolidación, los expertos técnicos también confían en que pronto volverá a retomar la tendencia alcista para buscar nuevos récords en el corto y medio plazo. Para ello deberá vencer antes una importante resistencia en las inmediaciones de los 175,5 euros por acción, nivel clave para confirmar estas excelentes expectativas.

Artículos relacionados