La edil ma­dri­leña se ha me­tido a los ho­te­leros en el bol­sillo con el parón a los pisos tu­rís­ticos

Carmena desbloquea los proyectos conflictivos de Madrid para repetir como alcaldesa

Operación Chamartín, Remodelación del Bernabeu y el Mutua Madrid Open serán sus grandes bazas

La banca se adelanta a Carmena y Ada Colau y pone en alquiler ...
Manuela Carmena.

Manuela Carmena está ya en cam­paña para re­petir can­di­da­tura al Ayuntamiento de Madrid. Los tres úl­timos guiños que ha hecho como al­cal­desa así lo co­rro­bo­ran. Hace una se­mana con­firmó que el torneo Mutua Madrid Open, que es­taba en el aire, se­guirá en la ca­pital de España y hace es­casas se­manas dio luz verde a otros dos pro­yectos en­ca­lla­dos: la Operación Chamartín y la re­mo­de­la­ción del es­tadio Santiago Bernabeu. Quién te ha visto y quién te ve.

Además, se ha propuesto acabar con los pisos turísticos. Un palo para los especuladores de pisos en alquiler en la zona centro y un respaldo a los empresarios hoteleros, demostrando su apuesta por el turismo de calidad de una de las grandes ciudades europeas como es Madrid. Con esta decisión, Carmena se ha medido en el bolsillo a toda la hostelería madrileña y a los grandes operadores turísticos.

A falta de un año de que se celebren las elecciones municipales, Carmena ha dado ya muestras evidentes de que no le importaría seguir en el sillón de la alcaldía madrileña. En su última aparición en los Desayunos de TVE, no desveló si repetiría como candidata pero ha reconocido que se siente “bien y con fuerzas” para seguir.

Este cambio que la actual edil madrileña está imprimiendo en el ayuntamiento en el último año ha empezado a generar cierto nerviosismo entre los tres partidos que pueden hacer sombra a Carmena. PP, PSOE y Ciudadanos están viendo que la alcaldesa ha comenzado a cambiar en la forma de gestionar, tal y como se demuestra en dos proyectos que estaban bloqueados y que en pocas semanas han sido aprobados.

Operación Chamartín

El megaproyecto inmobiliario para el desarrollo de la zona Norte de Madrid ha logrado la luz verde después de nueve meses de duras negociaciones entre el Ayuntamiento, el Ministerio de Fomento y la promotora Distrito Castellana Norte (DCN). El proyecto en sí ha sido recortado considerablemente respecto a la idea inicial pues se han reducido casi 8.000 viviendas de las que estaban previstas y rebajado en más de un 20% la edificabilidad total.

Pero al margen de ello, lo importante para las tres partes es que la operación saldrá adelante después de 25 años de trabas y negociaciones. Además, ha salido adelante cuando se pensaba que volvería a aplazarse hasta la siguiente legislatura.

Bien es cierto que, al plan le faltan aún algunos trámites pendientes por resolver como es la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), el informe de impacto medioambiental y un posterior plazo de alegaciones y la aprobación definitiva por parte de la Comunidad de Madrid. Todos estos trámites podrían alargarse un año pero se espera que todo esté listo para las próximas elecciones.

Remodelación del Bernabeu

Y es que, de paralizar todos los grandes proyectos nada más llegar al edifico de la Plaza de Cibeles, en el último año de mandato ha comenzado a dar salida a los mismos. La segunda gran operación ha sido la remodelación del Estadio Santiago Bernabeu. La junta de gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha autorizado el proyecto de reparcelación del ámbito del estadio, trámite necesario para la obtención de los permisos y comenzar su remodelación. El Real Madrid y su presidente Florentino Pérez podrán así iniciar las obras este próximo verano y reconvertir toda la zona. El único problema que tiene ahora el club blanco es dónde encontrará los 400 millones de euros que costará el proyecto.

Mutua Madrid Open

El tercer gran escollo madrileño que le queda a Carmena por solventar es el Mutua Madrid Open de tenis. La dirección del torneo tiene contrato con el Ayuntamiento madrileño hasta 2021 pero está aún sin decidirse si el torneo seguirá celebrándose en la capital de España a partir de esa fecha. En la última edición de hace una semana, desde la Federación y el propio Rafa Nadal han estado presionando para que Madrid no deje escapar la sede.

El presidente y CEO del torneo, Gerard Tsoubanian, mantiene hace meses negociaciones con la alcaldesa Manuela Carmena, pero ha dejado claro que no permitirá que el evento se politice. El éxito de la última edición y las presiones también de los comerciantes y de los hosteleros madrileños han hecho ver a Carmena que será un rotundo fracaso que la capital de España perdiera un torno que tiene muchos novios. Desde hace tiempo, hay empresarios alemanes que se quieren llevar el torneo para su país.

Por lo que declaró Carmena en la pasada final entre el austriaco Dominic Thiem y el alemán Alexander Zverev, todo apunta a que el OPEN Mutua Madrid seguirá en la capital. “Siempre se va a quedar aquí en Madrid, está garantizado”, dijo Camena a TVE en uno de los descansos de dicha final.

Los cambios que se han producido en Madrid Destino, la empresa que da cobertura al evento están facilitando la negociación. La sustitución de Ana Varela hace un año y el nombramiento de Antonio Fernández como consejero delegado más el cese del concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, como vicepresidente del consejo de administración, han abierto las puertas a un acuerdo entre las partes.

Artículos relacionados