News Links

Grave insulto de Financial Times a Quim Torra: es un ‘famoso intelectual’

Y el NYT dice que al me­nos, Torra ‘no es uno de los lí­deres ca­ta­lanes que están pro­ce­sa­dos’

Manifestaciones en  Cataluña
Manifestaciones en Cataluña

Primero le to­maron la ma­trí­cula. Pero ya le están to­mando la pa­la­bra. El mundo re­china y se es­tre­mece este martes a me­dida que salen a la luz los es­critos de Quim Torra. Y no sólo por los es­cuetos tuits, sino por los ar­tículos su­pues­ta­mente más de fondo pero más preñados de su­pre­ma­cismo, ra­cismo y odio a lo es­pañol. Y eso que se de­clara ca­tó­lico.

Pues vaya. También Oriol Junquera dice ser católico devoto y practicante. Y lo mismo otros muchos separatistas, incluidos curas y obispos. Tienen una conciencia tan deformada y maleable que les permite forzar como sea la vía ilegal a la independencia por encima de la Constitución, de las leyes y de la voluntad mayoritaria de los catalanes. Eso es tener conciencia laxa, según la doctrina cristiana. Y bien laxa.

Sobre todo después de conocerse algunas lindezas de Torra sobre los españoles: ‘Son bestias carroñeras, víboras, hienas con una tara en el ADN’. Igualito que Jesús de Nazaret, como bien saben en Montserrat.

Poco a poco, el mundo está despertando a la verdad de Quim Torra. Con alguna excepción notable pero oportuna, como The Wall Street Journal: su corresponsal Jeannette Neumann llama tres veces ‘Mr. Quim’ al nuevo president catalán en su crónica. ¿Lapsus linguae, lapsus calami o simple asociación de ideas, por Kim Jong-un?

Pero es sólo eso, un lapsus. Neumann identifica este martes en el diario neoyorquino a Torra como un ‘separatista de la línea dura’. Y no augura un futuro despejado para los independentistas: ‘Los fiscales y jueces españoles han arrinconado con éxito la insurrección’. Aunque Torra prometa el paraíso, incluso los más fervientes separatistas ya desfallecen. Como Bernat Sut, de 17 años, que confiesa su decepción a la periodista: ‘no vamos a tener una república catalana ni pronto ni en el futuro inmediato’.

Muchos otros medios internacionales en los cinco continentes coinciden en catalogar a Quim Torra como un mandado de Puigdemont pero con personalidad propia como la de ser ‘editor y escritor’. Se están desperezando con lentitud: hace dos días era un total desconocido y ahora es ‘muy conocido en Cataluña por su actividad como editor y escritor’.

No sólo eso. En su crónica sobre la votación en el Parlament a favor de la investidura del ‘ferviente separatista’ Torra, el corresponsal de Financial Times en España, Michael Stothard, dice que pronunció un discurso ’exaltado’ en el que ‘atacó al Estado español’ por haber ‘ahogado nuestro futuro año tras años’.

Pero ese empeño en inventarse una realidad virtual, falsear la historia y buscar la república catalana’ es lo que va a acabar con él. A través de las grandes agencias internacionales de prensa, el mundo ya está amaneciendo a Quim Torra como personaje. No hay más que reproducir uno de sus tuits: ‘El fascismo de los españoles que viven en Cataluña es patético y repulsivo’. Por mucho que haya pedido perdón si ha molestado a alguien y haber prometido que no se volverá a repetir, lo que no ha hecho es abjurar de su racismo supremacista.

Tal vez eso es lo que ha llevado al corresponsal de Financial Times, Michael Stothard, a un exquisito ejercicio de humor inglés. Quim Torra, dice, es ‘un famoso intelectual’. En The New York Times, Raphael Minder, no es menos zumbón: al menos, Torra ‘no es uno de los líderes catalanes que están procesados’. Será por eso, porque es un intelectual.

Artículos relacionados