DESDE EL PARQUET

Prim, alto margen de crecimiento

La re­cu­pe­ra­ción de la con­fianza ex­pe­ri­men­tada a partir de me­diados del 2017 ha re­per­cu­tido en un no­table im­pulso de las in­ver­siones dentro del sector sa­ni­tario en España. Mejora que se está tra­du­ciendo en un cre­ci­miento ge­neral en la ac­ti­vidad del grupo Prim, re­fe­rencia en el mer­cado de su­mi­nistro hos­pi­ta­lario y or­to­pé­dico, pilar en el sec­tor.

Esta pequeña compañía, que normalmente pasa desapercibida en el mercado, cerró el primer trimestre del ejercicio con un beneficio neto consolidado de 3,54 millones de euros, un 21,5% más que en igual período del año anterior. El resultado de explotación alcanzó los 3,9 millones de euros con un crecimiento del 8,7% gracias a la subida de su cifra de negocios del 8,5%, hasta los 32,8 millones.

Pese al aumento de la cifra de negocios, el saldo de clientes solo creció un 1,7% gracias a la mejora de los días medios de cobro consecuencia de la mejor gestión realizada así como del buen comportamiento de los pagos realizados por el conjunto de las Administraciones Públicas, el gran caballo de batalla de la compañía. Todo ello con una sólida estructura financiera sin apenas deuda. Eso, explican los expertos, aumenta el margen de crecimiento futuro.

Cifras que han desatado el optimismo de los bolsistas que siguen al grupo. Destacan el buen hacer del quipo gestor, que está consiguiendo realizar un gran trabajo sin hacer demasiado ruido y sin molestar. Su principal objetivo es cuidar al accionista, por eso destaca tanto su bajo endeudamiento como su alta rentabilidad por dividendo que supera el 4% que podría ser complementada este año con la entrega de acciones liberadas.

El consejo de administración de Prim aprobó además la semana pasada el proyecto de fusión por absorción Anota, distribuidora de productos de farmacia, después de su adquisición en noviembre por 1,23 millones de euros. La operación no supondrá ningún impacto económico, pero si tendrá efectos contables y organizativos ya que servirá para simplificar la estructura societaria aprovechando que las actividades de ambas compañías son comunes y complementarias.

En estas condiciones, las acciones del grupo Prim han consolidado la tendencia alcista que vienen desarrollando desde mediados del año 2012 y ya apuntan de nuevo abiertamente hacia sus máximos absolutos, sobre los 14 euros por acción, alcanzados hace ahora una década en plena burbuja económica.

Para ello, sin embargo, deberá superar una fuerte resistencia en torno a los 13,1 euros por acción. De lograrlo, y todo apunta a que será así en un período no muy largo, el valor tendría un potencial adicional alcista del 10% que habría que sumar a la subida de más del 20% que acumula ya en este ejercicio.

Segunda pieza

Artículos relacionados