DESDE EL PARQUET

BME busca subirse al Ibex

El arranque del se­gundo tri­mestre del ejer­cicio está siendo ex­cep­cional para Bolsas y Mercados Españoles (BME). Las ac­ciones del gestor de los mer­cados es­pañoles acu­mulan un alza del 10% en este pe­ríodo, rom­piendo con la fase ba­jista que venía su­friendo desde hace un año.

Los analistas creen que la compañía está recogiendo las expectativas sobre su posible regreso al Ibex 35 en sustitución de Abertis tras la opa lanzada por ACS y Atlantia o a más tardar en la revisión para la composición del selectivo en el segundo semestre.

Las cifras de contratación han experimentado además una notable recuperación durante el mes de abril con un crecimiento del 33% respecto al mes anterior que viene a romper la debilidad de meses anteriores. No en vano, en términos interanuales el descenso acumulado supera el 6% por el efecto negativo sobre los mercados de las recientes amenazas comerciales y geopolíticas.

Ahora, los expertos esperan que este cambio de tendencia observado en el último mes se vea refrendado conforme avance el ejercicio gracias a un ciclo económico más sólido, los buenos resultados empresariales y las mejoras en las tarifas adoptadas por BME. También se espera un efecto positivo de las medidas contra los “dark pools” –mercados privados donde se comercian acciones sin que sean públicos–, que podrían traducirse en un mayor volumen para el mercado regulado.

Otro de los grandes atractivos de BME es su arraigado compromiso en la maximización de la retribución al accionista. Hoy, de hecho, descuenta un dividendo complementario de 0,78 euros por acción, lo que eleva la retribución total a 1,78 euros. Eso supone el total de la caja generada en 2017, lo cual supondrá una rentabilidad por dividendo en efectivo del orden del 6%.

El valor cotiza en la actualidad en torno a los 29,5 euros tras acumular una subida de más del 14% en lo que va de año. Un precio que se sitúa en línea con el consenso del mercado de Reuters. Desde el punto de vista técnico, sin embargo, los expertos creen que al valor le queda aún un importante recorrido hasta las inmediaciones de los 32 euros una vez superadas la resistencia que tenía en los 28,4 euros, que ahora se ha convertido en su principal zona de soporte.

Artículos relacionados