La mayor parte de las em­presas afec­tadas co­tizan por en­cima de los ni­veles pre­vios a la caída del peso

La bolsa española ignora la crisis argentina y mira a otra parte

Los in­ver­sores están más atentos a los re­sul­tados em­pre­sa­riales o a la es­ca­lada del pe­tróleo

Mauricio-Macri1.jpg
Mauricio Macri, pte. Argentina.

“Cautela, sí. Miedo, muy re­la­tivo. Y pá­nico, en ningún ca­so”. Así re­sume el jefe de renta va­riable de un gran ‘broker’ na­cional el im­pacto sobre el mer­cado de va­lores es­pañoles de la di­fícil si­tua­ción de Argentina. Aquellas pér­didas his­tó­ricas del 50% de va­rias em­presas es­pañolas tras el cé­lebre co­rra­lito del año 2001 nada tienen que ver con la, en los úl­timos días, muy tibia reac­ción de las com­pañías na­cio­nales afec­tadas por el de­te­rioro del peso ar­gen­tino y las pe­ti­ciones de ayuda del país al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Tras una muy suave reacción bajista cuando la semana pasado el peso empezó a desplomarse, las cotizaciones de las compañías españolas afectadas han recuperado terreno. Salvo algunas excepciones como Dia, Prosegur, Indra, Melia o Telefónica (esta última porque está en entredicho a corto la colocación en bolsa de hasta un 40% de su filial argentina, que tantas expectativas había levantado) la mayoría de las empresas con negocios en Argentina cotizan por encima de los precios previos al comienzo de la crisis.

Es el caso de Acerinox, ACS, Gas Natural, Grifols, IAG, Inditex o Técnicas Reunidas. Mientras, otros gigantes del mercado español como los dos grandes bancos o Mapfre apenas se han movido desde la semana pasada. De momento, se impone la tranquilidad a la espera de nuevos acontecimientos en Argentina, que podría solicitar el FMI hasta 30.000 millones de dólares después de que la semana pasada el tipo de cambio del peso retrocediera hasta un 10% obligando al banco central del país a subir los tipos de interés.

“No estamos viendo episodios de miedo de otros tiempos. En términos de precios, prácticamente no ha pasado nada y las empresas españolas se han comportado más o menos en línea con la media del mercado. Los inversores han estado más atentos a los resultados empresariales o a la escalada del petróleo que a Argentina, como demuestra la gran subida de IAG hasta máximos del año, muy cerca ya de los 8 euros”, señalan en fuentes bursátiles, que no obstante sí han detectado una cierta contracción del volumen de contratación en los valores afectados.

Una de las claves para entender la resistencia de los valores españoles es que su dependencia de Argentina en términos de facturación y beneficios se ha reducido mucho en lo que va de siglo. Tras el corralito, la inseguridad jurídica convenció a los grandes grupos españoles de la necesidad de reducir su exposición en el país, en un proceso imparable desde entonces. Hace mucho que Argentina dejó de ser la gran apuesta americana de los ‘blue chips’ españoles, que tienen muy acotado el riesgo en el país.

Por ejemplo, la cartera hotelera de NH –la cadena española más expuesta en el país- no llega el 5% del total, y lo mismo ocurre con el porcentaje de ingresos de Abertis que dependen de Argentina. Y en el caso de Santander y BBVA, supone alrededor del 4% y del 6% de los beneficios, respectivamente. Por el contrario, Dia se juega más del 15% de su negocio en el país y Prosegur en torno al 20%. Dos porcentajes que explicarían que ambas empresas sean las más castigadas desde el comienzo de la crisis.

“Hay una cierta confianza en Mauricio Macri”, aseguran en un gran ‘broker’ extranjero que recuerda que el presidente argentino es un firme defensor de la ortodoxia económica y que su llegada a la presidencia en 2015 fue recogida con euforia en los mercados. Pero el comienzo de las subidas del precio del dinero en Estados Unidos (que pasa factura a todas las economías emergentes) pone a Macri ante su primera gran encrucijada económica. La mínima respuesta de la Bolsa es un buen síntoma de que los mercados no lo dan todo por perdido, ni mucho menos. De momento, a corto plazo, manda la calma.

Artículos relacionados