Califica de "leyenda ur­bana" dicha ope­ra­ción y des­carta cual­quier con­tacto con ese fin

Goiri llega a la junta de Bankia con un voto de castidad para no caer en brazos del BBVA

El pre­si­dente de Bankia reitera que el FROB puede des­in­vertir en breve

Jose Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia
Jose Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia

Tras la ne­ga­tiva du­rante la pre­sen­ta­ción del nuevo plan es­tra­té­gico y luego lo ma­ni­fes­tado al diario Financial Times, el pre­si­dente de Bankia trata de llegar con la mayor in­de­pen­dencia ante la junta que se ce­lebra en Valencia. José Ignacio Goirigolzarri hace votos de cas­tidad para no caer ren­dido en brazos del BBVA, al menos mien­tras que la fi­gura de "suegra" sea la de su ex jefe Francisco González (FG). Los planes pasan por una ace­le­rada sa­lida del FROB de su ca­pi­tal.

José Ignacio Goirigolzarri pretende tener un encuentro con los accionistas de Bankia en línea con la tranquilidad de los últimos años o al menos muy lejos de las primeras que tuvo que afrontar en Valencia tras su llegada a la presidencia de la entidad nacionalizada e intervenida, en la que algunos inversores se llegaron a quedar en paños menores.

Tras haber cerrado la integración de BMN y haber presentado su nuevo plan estratégico hasta 2020, Gorigolzarri tan sólo podría tropezar con sus contradictorias declaraciones entre dicha presentación y las manifestaciones al diario económico Financial Times.

Si en el primer caso descartó que hubiera "sobre la mesa" ningún plan de fusión con alguno de los grandes bancos, el rotativo británico destacaba cómo había manifestado que Bankia tendría encaje en un BBVA del que él procede y del que todavía es presidente Francisco González (FG), su antiguo jefe y que prescindió de él como "el último residuo" de Neguri que quedaba en el banco con sede en Bilbao.

A menos de 24 horas de verse las caras con sus accionistas, más pacificados en los últimos tiempos que al inicio de su mandato, Goirigolzarri ha querido desterrar cualquier aproximación de Bankia al BBVA, ni con Luis de Guindos antes ni con Román Escolano ahora el frente del Ministerio de Economía.

Según el presidente de Bankia, toda esa operación queda relegada a la categoría de "leyenda urbana", ya que la prioridad actual es el cierre de la integración total de BMN en su grupo y trabajar para cumplir con los objetivos fijados en su nuevo plan estratégico hasta 2020, que permitirá un retorno más que significativo de las ayudas públicas recibidas al Estado.

Ventanas de venta

Como en otras ocasiones, tanto el presidente de Bankia como su consejero delegado, José Sevilla, han asegurado que habrá ventanas de oportunidad para que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) acometa nuevas ventas parciales de su participación mayoritario en nombre del Estado.

Aunque el caso de Bankia fue el más llamativo en el rescate de la banca (o cajas) española, no fue el mayor en función del tamaño. Goirigolzarri ha recordado que, hasta el momento, ya se han devuelto 2.800 millones de euros de las ayudas recibidas (más de 20.000 millones), por lo que supone la mayor recuperación de cualquiera de otras entidades que fueron entregadas, incluso, por un precio simbólico de un euro a otros grupos con una situación más saneada.

Tanto el presidente como el consejero delegado, durante un encuentro previo a la junta con los medios de comunicación, han asegurado que hay apetito inversor de fondos internacionales en Bankia, como han podido testar en las distintas presentaciones que han realizado tras la presentación de su nuevo plan estratégico.

Artículos relacionados