Los dis­cursos mez­clan el va­len­ciano y el cas­te­llano en su pri­mera junta en Valencia

CaixaBank presentará en noviembre su plan estratégico

Su pre­si­dente des­taca el mo­delo di­fe­ren­cial de banca res­pon­sable de su grupo

Gonzalo Gortázar y Jordu Gual, CaixaBank.
Gortázar y Jordi Gual, CaixaBank.

El pre­si­dente de CaixaBank, Jordi Gual, ha hecho todo un guiño idio­má­tico en la pri­mera junta de ac­cio­nistas ce­le­brada en Valencia, la nueva sede so­cial- Además de re­cordar la ne­ce­sidad de esta de­ci­sión por las ten­siones po­lí­ticas en Cataluña, Gual ha fi­jado para fi­nales de no­viembre la pre­sen­ta­ción de su nuevo plan es­tra­té­gico hasta 2021, con una me­jora de la ren­ta­bi­lidad hasta el doble dí­gito. Su con­se­jero de­le­gado, Gonzalo Gortázar, tam­bién ha pro­nun­ciado una pe­queña parte de su dis­curso en va­len­ciano.

CaixaBank celebra en Valencia una junta de accionistas histórica, ya que es la primera que se produce fuera de Barcelona en toda su historia. Por ello, su presidente, Jordi Gual, ha agradecido a todos los que han tenido que trasladarse hasta la capital valenciana y la parte central de su discurso lo ha pronunciado en valenciano, tras pedir disculpas por su pronunciación.

Jordi Gual ha retornado al discurso en castellano justo cuando se ha referido a los retos de futuro y la presentación del nuevo plan estratégico 2019-2021, centrado en la anticipación ante los retos tecnológicos y una mejora de la rentabilidad (ROTE) entre el 9% y el 10%. Esta ratio se elevó en 2017 hasta el 8,4%, en un ejercicio con un beneficio récord de 1.684 millones de euros (un 61% más). El nuevo plan se presentará a finales del próximo mes de noviembre.

El presidente de CaixaBank ha recordado que el pasado ejercicio "no ha estado exento de grandes retos" por las tensiones políticas vividas en Cataluña, por lo que ha justificado el cambio de su sede social el pasado mes de octubre a Valencia "como la mejor opción posible" para los clientes y accionistas.

Distintos

Jordi Gual ha marcado diferencias con el resto de los competidores porque CaixaBank tiene "un modelo de banca socialmente responsable", con 520 millones destinados este ejercicio a la Obra Social de la Fundación La Caixa. Además, ha recordado que han destinado 32.000 viviendas a fines sociales.

El presidente de CaixaBank también ha resaltado su contribución a la inclusión financiera, al alcanzar al 90% de la población y "sin abandonar municipios que abandonan otras entidades". Según Gual, estas actuaciones "hacen a CaixaBank un banco distinto" y que aporta "valor y valores".

El consejero delegado, Gonzalo Gortázar, también se ha referido a su modelo diferente de hacer banca, tras repasar todo el pasado ejercicio que ha estado marcado por la integración del portugués BPI. Ambos directivos han destacado, al mismo tiempo, cómo son líderes en la transformación tecnológica con un 55% de sus clientes digitales.

Tanto Gual como Gortázar han destacado que el entorno económico mejora, aunque los bajos tipos de interés en la Unión Europea aún presiona sobre los márgenes principales. El consejero delegado espera que se produzca una ligera subida de tipos de interés a largo plazo que suponga una mejora en su negocio principal.

Sede y plantilla

El cambio de sede y las condiciones de la plantilla han copado la mayoría de las 12 intervenciones de los accionistas, cuatro de ellos en representación sindical. Sobre el cambio del domicilio social, Jordi Gual ha afirmado que "estamos muy bien en Valencia" y que la decisión fue "técnica".

El consejero delegado de CaixaBank ha reconocido el papel fundamental de los trabajadores para obtener el beneficio récord en 2017 y ha reconocido que siempre hay margen de mejora en las condiciones laborales. Sobre la desaparición de la marca de Banco de Valencia, Gonzalo Gortázar lo ha justificado por la unificación de la marca en todo el territorio nacional.

El presidente de la entidad ha descartado que la retribución de los consejeros sea excesiva, ya que "comparativamente es baja", y ha descartado incumplir el código ético en la financiación de empresas relacionadas con la fabricación de armamentos, en respuesta a dos activistas que participaron en la junta de accionistas.

Artículos relacionados