DESDE EL PARQUET

Oryzon, el cántaro y la fuente

La apro­ba­ción de la Agencia Española de Medicamentos (Aemps) a Oryzon para co­menzar un en­sayo clí­nico en Fase IIa con ORY-2001 en pa­cientes con en­fer­medad de Alzheimer ha vuelto a pro­vocar un fuerte im­pulso en la co­ti­za­ción de la com­pañía.

Uno de los muchos que lleva el grupo en el último año y que luego quedan en nada.

El estudio, llamado Etheral (por sus iniciales inglesas de “Aproximación Epigenética a la THERapia en enfermedad de Alzheimer”), se llevará a cabo en diferentes hospitales españoles y también británicos y franceses una vez que se reciban las correspondientes aprobaciones de las autoridades regulatorias del Reino Unido y Francia.

La compañía espera lanzar un estudio gemelo en EEUU en los próximos meses. En un ensayo reciente de Fase I realizado en 106 voluntarios sanos, el fármaco demostró ser seguro y bien tolerado bajo las condiciones del estudio. No hubo eventos adversos relacionados con el fármaco, ni efectos secundarios significativos ni cambios clínicos detectables.

En la actualidad, la compañía está realizando ya un primer estudio clínico de Fase IIa con ORY-2001, denominado Sateen, en pacientes con esclerosis

Oryzon ha presentado recientemente en varias conferencias científicas que ORY-2001 ejerce una acción integral en los diferentes tipos de alteraciones patológicas observadas también en pacientes con Alzheimer y otros trastornos neurodegenerativos con resultados muy positivos.

Los estudios preclínicos validan el potencial de este compuesto para tratar los defectos cognitivos y reducir la neuroinflamación al aumentar la plasticidad y la funcionalidad de las neuronas. Este es el primer paso para explorar este enfoque novedoso y se ha elegido estudiar esto en enfermos de Alzheimer con estadio leve a moderado, donde los investigadores de la compañía creen que todavía hay espacio fisiológico para hacer una significativa intervención terapéutica en una población de pacientes muy desatendida por la industria.

Aunque, el estudio se encuentra todavía en fases muy tempranas y llevará mucho tiempo confirmar los resultados de cara al lanzamiento de un nuevo medicamento, el mercado ha reaccionado de inmediato con fuertes compras. Algo que no sorprende a los habituales del parquet, acostumbrados ya a este tipo de reacciones inopinadas del valor para luego decaer de nuevo hacia el punto de partida o incluso más abajo.

Algunos accionistas temen incluso que acabe siendo como el cuento del cántaro de agua que de tanto ir a la fuente acabó rompiéndose. No hay más que comprobar que las reacciones del mercado a este tipo de noticias del grupo cada vez son menos intensas ante la progresiva pérdida de credibilidad. Aunque eso, dicen, tampoco es culpa del laboratorio que se limita a ir anunciando sus avances.

Artículos relacionados