Monitor del Seguro

Vida Ahorro pro­fun­diza en su parón y Vida Riesgo le­vanta el vuelo

Arranca el año con una minicrisis de primas

Todos los ramos de No Vida cre­cen, y todos más que hace un año, menos Autos

Seguro del automóvil
Seguro del automóvil

Nada que ver con el arranque del año an­te­rior. El sector ase­gu­rador ha ce­rrado el primer tri­mestre del año con des­censo de pri­mas. Entre enero y marzo los in­gresos de las ase­gu­ra­doras por la venta de pó­lizas as­cen­dieron a 17.673 mi­llones de eu­ros, un 4,57% menos que en el mismo pe­riodo del año an­te­rior, según los datos de Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA) di­fun­didos por Unespa.

Hace un año, las cifras del sector reflejaban un panorama bien distinto: la facturación crecía a un ritmo del 11,52%. El análisis de los datos revela claramente la clave de este deterioro: la mala evolución del seguro de Vida Ahorro.

Las primas recaudadas por las pólizas de Vida sumaron hasta marzo 8.080 millones de euros, con una caída del 13,02%. La culpa de este descenso es toda del seguro de Vida Ahorro, que cogió carrerilla cuesta abajo. El descenso del volumen de primas fue nada menos que del 17,23% mientras que en 2017 se crecía a un ritmo del 24,63%. El cambio de tendencia es más que evidente. No obstante, este declive no viene de ahora.

Las cosas para esta modalidad de seguro de Vida empezaron a torcerse a partir de ese estupendo dato del primer trimestre de marzo del año pasado. En junio de 2017 el crecimiento ya era de solo el 3,49%; en septiembre se dio la vuelta y las primas caían a un ritmo del 4,49%, y finalmente el ejercicio se cerró con un decrecimiento del 5,57%. Ahora la crisis se ha profundizado, con un retroceso de casi el 20%. Tras este mal comportamiento se encuentra el prolongado contexto de bajos tipos de interés que está pasando factura especialmente a estos productos, que han perdido interés para el asegurado, y para la aseguradora.

El interés que ha perdido el seguro de Ahorro lo ha ganado el de Riesgo, que ha crecido a tasas del 10,53% frente al 3,48% del mismo periodo del ejercicio anterior. En este caso sí que la tendencia a crecer es una novedad. Las primas recaudadas por la venta de estos productos comenzaron a caer, como en el caso de Ahorro, en el segundo trimestre de 2017, aunque ya en diciembre se estabilizó la situación y se cerró el año con el mismo nivel de facturación que en 2016.

Las primas del seguro de Vida han descendido, y las provisiones técnicas, aunque aumentan, han moderado su crecimiento. El ahorro gestionado en estos productos sumaba a marzo 185.080 millones, un 2,22% más frente al crecimiento del 5,93% en el mismo periodo del ejercicio anterior.

El mal resultado del ramo de Vida ha marcado la evolución del sector en general. No obstante, en el caso de No Vida se mantiene la tendencia positiva con un crecimiento de las primas del 3,93% hasta los 9.593 millones, apreciándose una ligera aceleración respecto al mismo periodo del año anterior cuando el avance fue del 3,46%. Todos los ramos importantes han crecido, y todos lo han hecho más que en marzo del año anterior menos uno, el de Autos.

Las pólizas de Autos incrementaron su facturación un 2,93% (4,05% un año antes) hasta los 2.919 millones, un volumen que permite al ramo seguir siendo el que más ingresos reporta de todo el bloque de No Vida. La desaceleración en el ritmo de crecimiento se comenzó a percibir en el segundo trimestre del año anterior. De momento no parece preocupante, pero no hay que bajar la guardia. Desde algunas entidades se advierte que una política de precios agresiva por parte de algunas compañías podría frenar el crecimiento del ramo.

El resto de grandes grupos de No Vida arrancaron el año con más ímpetu que en 2017. El avance más significativo ha sido el de Salud, que con un crecimiento del 5,59% ha alcanzado ya los 2.228 millones de euros de primas. El motor siguen siendo las pólizas de Asistencia Sanitaria (5,95%), pero se ha apreciado un importante estirón de la modalidad de Subsidio, que pasa prácticamente de un crecimiento plano en el primer trimestre del año anterior a un incremento del 4,5%.

El otro grupo de seguros que más crece es el englobado en ‘Resto No Vida’, donde se agrupan las pólizas más ligadas a la actividad económica. En conjunto crecen un 4,47% hasta los 2.534 millones de euros. En este grupo destaca sobre todo el avance de los seguros de Caución, un negocio muy condicionado por la inversión pública. Los ingresos por primas en este ramo crecieron un 36,34% frente a la caída del 18,12% de un año antes.

En el lado negativo destacan los cambios de tendencia registrados en Incendios, que pasa de crecer en primas un 18,61% a caer un 3,04%; en Responsabilidad Civil, con un descenso del 2,20% frente al avance un año antes del 6,85%; y en Transportes, que retrocede un 3,82% mientras que en marzo de 2017 las primas aumentaron un 6,95%.

Por último, los seguros Multirriesgos sumaron 1.912 millones, un 2,87% más (1,73% un año antes). Crecen todas las modalidades más que en el ejercicio anterior, salvo en el caso de Comunidades. El motor de este grupo de seguros es Industrial, con un crecimiento del 4,52%, y Hogar, del 2,99%.

Por entidades, VidaCaixa, Mapfre y Mutua Madrileña lideran el ranking por primas y acaparan en conjunto una cuota del 30%. En el primer caso, la facturación ascendió a 2.349 millones entre enero y marzo, con un descenso notable respecto al mismo periodo del año anterior, un 34,44%. El descenso de Mapfre ha sido más moderado, del 3,74% hasta los 1.837 millones. El Grupo Mutua Madrileña, en cambio, creció en primas un 4,64% y sumó 1.370 millones.

Parece que el año no ha empezado de la mejor manera posible para el sector, con caída de primas. Pero tras el dato global lo cierto es que las cifras muestran una industria sólida, con un punto débil actualmente, el seguro de Ahorro, que lleva sufriendo tiempo el impacto de unos tipos de interés al mínimo, lo que al final está repercutiendo en el negocio.

Artículos relacionados