Monitor del Seguro

Solo el 16% de las ase­gu­ra­doras planea au­mentar su pre­sencia ex­te­rior

Internacionalización del seguro, cosa de pocos

El 60% del ne­gocio de las 30 prin­ci­pales com­pañías de la UE es ex­terno

CEOE
CEOE

Los em­pre­sa­rios y di­rec­tivos del sector ase­gu­rador es­pañol se mues­tran cautos a la hora de abordar la in­ter­na­cio­na­li­za­ción de su ne­go­cio. Esta es una de las con­clu­siones del in­forme ‘Perspectivas España 2018’, ela­bo­rado por KPMG con la co­la­bo­ra­ción de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). En con­creto, solo el 16% de los en­cues­tados planea au­mentar su pre­sencia in­ter­na­cio­nal, y la mitad de ellos cree que ésta se man­tendrá es­table du­rante 2018.

Este es el sentir general de las aseguradoras en España. Pero hay anuncios y comentarios realizados en los pocos meses que llevamos de año que indican que no todas las compañías van a mantenerse al resguardo del mercado doméstico.

En ese 16% que apuesta por profundizar en el proceso de internacionalización hay compañías como, por ejemplo, Mapfre, grupo que obtiene ya del exterior el 65% de las primas. La entidad ha anunciado este mismo año una actualización de la alianza que mantiene con Banco do Brasil (BB), que dará como resultado un incremento de la participación accionarial de Mapfre en sus negocios en Brasil.

El presidente de la aseguradora, Antonio Huertas, ha avanzado que esta reorganización estará completada en el primer semestre de este ejercicio y traerá como consecuencia una mayor inversión en el país carioca, en el que la aseguradora confía plenamente: “Vamos a incrementar el perímetro de los resultados, vamos a obtener más beneficios. Es más fácil gestionar solos que con acompañamiento”.

Además, la compañía está abriendo constantemente sucursales en otros países del subcontinente, una evidente muestra de la estrategia de expansión de la entidad. En México, según comenta Huertas, se abren oficinas todos los meses; y eso a pesar de las incertidumbres que generan las próximas elecciones (1 de julio), un crecimiento económico débil y la relación con Estados Unidos. También se inauguran oficinas en países como República Dominicana. A principios de abril Mapfre BHD estrenó oficina en La Vega, en la región norte del país. Y otro apunte que da idea de la apuesta internacional de la aseguradora: hace unos días, el 12 de abril, celebró su 50 cumpleaños en Panamá.

No solo en Latinoamérica, también la aseguradora está pendiente de concretar la entrada de Verti en China. No obstante, las autoridades de este país están tardando en responder a su solicitud, por lo que ha dejado de ser una prioridad, prioridad que se ha reorientado a Italia y Alemania. De hecho, la aseguradora acaba de abrir una oficina a las afueras de Múnich para potenciar Verti.

Tampoco se quiere quedar en casa este año el Grupo Mutua Madrileña, que hizo su primera incursión internacional en Chile. En 2016, el grupo selló la compra del 40% de BCI Seguros. El acuerdo prevé la posibilidad de que la compañía española amplíe en un plazo de cuatro años su participación hasta alcanzar el 60% para asumir una posición mayoritaria en la sociedad. Y la entidad no piensa dejar pasar esa oportunidad. El presidente del grupo, Ignacio Garralda, ha explicado que con esa participación del 60% se sentirían cómodos.

La estrategia de Mutua de ir en Latinoamérica de la mano de un socio local está haciendo que el plan de incrementar la presencia en la región vaya algo más lento de lo esperado en un principio. La entidad está buscando oportunidades en los países de la Alianza del Pacifico (Chile, Colombia, México y Perú). Garralda comenta que ven más posibilidades en Perú y México, mientras que en Colombia les está costando lograr interlocutores. Además, no descartan una operación en Europa. En concreto, están analizando el mercado portugués tras años de no prestarle atención por la situación económica del país. Pero la economía lusa lleva ya tres años creciendo y vuelve a ser un mercado atractivo, con la ventaja, además, de la cercanía, lo que facilita el control y el impulso al negocio.

No son las únicas entidades que este año han dado muestras de su interés por salir al exterior. Santalucía, por ejemplo, ha vuelto a cruzar el charco. En febrero anunció el inicio de operaciones en Colombia tras alcanzar un acuerdo con la Fundación Social que le permitirá la entrada en el negocio funerario. El grupo español destaca que con este paso se cumple una de las líneas de su Plan Estratégico Transforma 2020: la internacionalización. No es la primera vez que la compañía viaja al subcontinente. En 2011 llegó a Argentina con la compra de FDF, y en México entró de la mano de Ballesol (participada al 70% por la aseguradora). En Europa, en 2016 firmó una alianza con la portuguesa Fidelidade.

También Asisa tiene planes en este ámbito. La compañía acaba de abrir una oficina en Lisboa para vender seguros de vida y dentales. La aseguradora estaba presente en el país luso desde 2015 comercializando seguros dentales en régimen de Libre Prestación de Servicios (LPS). La entidad ha anunciado también que continuará su expansión en Latinoamérica, con nuevas inversiones en Brasil y Nicaragua. Además, estudia oportunidades para crecer en diferentes regiones, principalmente en Oriente Próximo. El grupo, a través de sus unidades de Asisa Dental, Green Cube, UR, HLA y Asisa Internacional, mantiene ya proyectos en una decena de países.

Otra aseguradora que tiene aspiraciones de expansión internacional es A.M.A., que en febrero presentó oficialmente AMA América Seguros Ecuador a las autoridades internacionales, a sus clientes, socios estratégicos y colaboradores del país latinoamericano. Diego Murillo, presidente de la compañía, comentó que la aseguradora había realizado un profundo estudio de mercado, analizando todas las variables “y los resultados han sido muy claros: un absoluto sí a la presencia de A.M.A. en Ecuador invirtiendo alrededor de 9 millones de dólares". La entidad llegó a este país latinoamericano en 2014.

Parece que tras las reticencias a salir al exterior que muestran los datos globales de la encuesta de KPMG existe un gran interés por parte de un grupo de aseguradoras españolas por ampliar la diversificación geográfica. Estas iniciativas incrementan la internacionalización de un sector ya de por sí muy internacional a nivel europeo, más que el bancario. Según los datos del informe ‘European Insurance Union and How to Get There’, elaborado por el think tank Bruegel, el negocio exterior (primas) de las 30 principales aseguradoras de la UE representa el 60% del total frente al 46% de los 30 mayores bancos (medido en activos).

Artículos relacionados