Monitor de Infraestructuras

Ganar la Champions League le su­pon­dría in­gresar más de 80 mi­llones de euros que ne­ce­sita

Pérez necesita socio financiero urgente para remodelar el Bernabéu

El Real Madrid ha sal­vado el es­collo del Ayuntamiento pero pierde a IPIC y sus 400 mi­llones

Estadio Santiago Bernabeu.
Estadio Santiago Bernabeu.

Florentino Pérez busca ur­gen­te­mente un socio fi­nan­ciero con el que poder afrontar la re­mo­de­la­ción del es­tadio Santiago Bernabéu, una vez lo­grado el visto bueno del Ayuntamiento de Manuel Carmena. La rup­tura del con­trato por parte de su socio el grupo IPIC, de Abu Dhabi, le han de­jado sin los 400 mi­llones de euros que tenía acor­dados con el ac­cio­nista ma­yo­ri­tario de la pe­tro­lera Cepsa para aco­meter el pro­yecto.

Las primeras obras arrancarán este verano sin que por el momento haya nuevo patrocinador.

El máximo ejecutivo de ACS ha saboreado en poco menos de una semana tres éxitos en su carrera empresarial. Ha logrado que Manuel Carmena le diera el último empujón a la obtención de los permisos necesarios para la remodelación del estadio de fútbol, su equipo el Real Madrid se ha clasificado de penalti en el tiempo de descuento para la semifinal de la Champions, y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha autorizado la OPA lanzada por Hochtief –filial de ACS-, y la italiana Atlantia han lanzado sobre Abertis.

Tres logros en el haber del empresario de los cuales el primero de ellos viene con lazo blanco pero con sorpresa dentro, pues el proyecto, por ahora, no hay quien lo financie y para las primeras obras se necesitan ya 12,7 millones de euros.

Pendiente de ganar la Champions League

Llegados a este extremo, que el Real Madrid logre ganar la Champions League por tercer año consecutivo se ha convertido ahora en una obsesión de Florentino Pérez por varias razones. Primero, porque sería un éxito muy difícil de igualar por cualquiera de los equipos grandes europeos como el Barcelona. Segundo, el nuevo título europeo le daría una nueva inyección de dinero -más de 80 millones de euros-, para cubrir sus necesidades financieras de cara a nuevos fichajes para la próxima temporada y como ayuda para las primeras obras. Tercero, y la más esencial, la vitola de Campeón de Europa puede facilitar las cosas para encontrar un nuevo patrocinador que le aporte parte de los 400 millones de euros que necesita. Y cuarto, caso de tener que buscar préstamos, habría más bancos que estarían dispuestos a financiar el proyecto.

En el caso de la OPA que ACS y Atlantia han lanzado sobre Abertis, a las dos empresas les han llovido las ofertas por parte de los bancos para financiar los 18.181 millones de euros que supone la operación. Un total de 28 entidades van a participar en la financiación, lo que demuestra el grado de apoyo que tiene la operación.

Respecto al nuevo proyecto del Santiago Bernabeu, la situación es muy diferente por varios motivos. El club blanco tiene un gran activo que es la marca y lo que representa el club, pero sus ingresos y sus cuentas dependen mucho de los resultados deportivos. Un año sin títulos para el Real Madrid le supone un golpe muy duro en sus cuentas para afrontar la siguiente temporada porque se piensa que la junta directiva tendrá que hacer un gran desembolso en fichajes.

Por tanto, ganar la Champions League este año al Real Madrid es muy importante a nivel financiero para Florentino Pérez. Haber tenido al grupo IPIC detrás -ahora controlado por el fondo emiratí Mubadala- habría garantizado la construcción del nuevo proyecto de remodelación del Santiago Bernabeu sin necesidad de acudir a los mercados financieros. Por ello, Florentino Pérez basa en estos días todo su arsenal de marketing en que el club blanco vuelva a coronarse campeón.

Motivos de la ruptura de IPIC

Pero, ¿por qué abandonó IPIC y rompió el pacto? La razón principal se debió a que no se han cumplido las condiciones del acuerdo inicial. El contrato sellado en octubre de 2014 incluía una cláusula según la cual, el grupo árabe International Petroleum Investment Company podía romper el mismo si se producía alguna modificación importante, como así se ha sido.

Por imperativo del Ayuntamiento de Madrid y de su alcaldesa Manuela Carmena, Florentino Pérez se vio obligado a reducir los metros edificables para uso comercial y la construcción de un hotel, una modificación muy importante que llevó al propietario de la petrolera Cepsa a deshacer el pacto y retirar su patrocinio.

Tras este duro contratiempo, en el entorno de Florentino Pérez se piensa que, a pesar de que no tengan socio financiero para el macroproyecto, lo importante ahora es que se han salvado todas las trabas que había con la corporación madrileña. La junta de gobierno de Manuela Carmena ha autorizado el proyecto de reparcelación de todo el ámbito del Santiago Bernabeu. Este trámite era esencial para comenzar a demoler las dos torres circulares y el edificio comercial de la esquina del estadio, manteniendo en bajo rasante el aparcamiento privado y en superficie un área ajardinada para uso público.

La totalidad de los gastos de la actuación en concepto de cargas y otros de urbanización corren a cargo del Real Madrid. El único trámite que resta es que Desarrollo Urbano Sostenible conceda la licencia de obras que se espera tener en mayo próximo. La remodelación del estadio y su entorno afecta a una superficie total de 82.807 metros cuadrados. De ellos, unos 44.560 metros cuadrados son superficie privada y 38.887 superficie pública de viarios y zona ajardinada.

Artículos relacionados