El re­parto de ac­tivos y el coste fi­nan­ciero de la ope­ra­ción, prin­ci­pales in­cóg­nitas

ACS recupera valor mientras remata la financiación de Abertis

La ac­ción per­ma­nece en los mismos ni­veles de me­diados de 2017, antes de la OPA

Florentino Pérez, presidente de ACS
Florentino Pérez, presidente de ACS

ACS sigue re­cu­pe­rando te­rreno en Bolsa. El acuerdo con la ita­liana Atlantia para re­par­tirse los ac­tivos de Abertis sigue pro­pi­ciando me­joras de re­co­men­da­ción de los ana­lis­tas. La úl­tima es la de Berenberg, que le hado un po­ten­cial al­cista en torno al 20%. Y los in­ver­sores res­ponden en forma de com­pras que de mo­mento han con­se­guido sacar al grupo cons­tructor y de ser­vi­cios de los nú­meros rojos que le había acom­pañado du­rante todo el año.

El mercado valora que el acuerdo con Atlantia reduce sensiblemente el esfuerzo financiero que ACS acometerá para comprar su parte de Abertis. Pero, no obstante, recuerdan que la compañía ha rebotado desde los mínimos marcados en marzo alrededor de los 27 euros. Y aseguran que es a partir ahora cuando ACS deberá demostrar que es capaz de ir más allá de los niveles de mediados de 2017 a los que cotiza.

Es decir, de meses antes del lanzamiento -en octubre del año pasado- de la OPA que valoraba Abertis en 18.600 millones de euros. "Ahora la cuestión es otra. Sobre todo, importa cómo será el reparto de los activos de Abertis y con cuántos de los mejores se queda ACS. Hay una incertidumbre clara. De momento, la cotización se está limitando a un rebote técnico desde los niveles más bajos del año", señalan fuentes del mercado.

El ultimo informe de Berenberg incide en los mismos argumentos que han sido habituales desde que ACS y Atlantia firmaron el final de la batalla por Abertis. Los analistas, que recomienda comprar, recurren al mantra de la fuerte lógica económica de la operación y recuerdan que está es positiva para todas la partes. Y creen que su futura participación del 30% en Abertis propiciará un aumentado del beneficio por acción del 20% para el año 2019.

Fuera de pérdidas en 2018, la realidad es que la acción de ACS vuelve a enfrentarse en Bolsa a la resistencia clave de los 33 euros que no ha podido consolidar en ninguna de sus grandes intentonas de los últimos meses. Fue en julio y noviembre de 2017 y, también por partida doble, en enero y marzo de este año. En todos los casos, muchos inversores aprovecharon para realizar beneficios a estos niveles, que están lejos de los máximos de los últimos cinco años por encima de los 36 euros.

"La otra clave serán las condiciones de la financiación de una operación tan gigantesca. El acuerdo entre ACS y Atlantia lo simplifica todo, pero hay que ver hasta que punto es capaz de abaratar una estructura de financiación tan compleja. Aunque su riesgo ha decrecido notablemente hay que tener en cuenta que ahora pagará toda su parte en efectivo, cuando en la OPA original reservaba una parte importante al pago en acciones", señalan fuentes bursátiles.

La operación, valorada en unos 18.000 millones de euros, está en fase de sindicación del préstamo. Además, tanto ACS como Atlantia saldrán a los mercados para emitir y venderán activos para mejorar el volumen y las condiciones del préstamo. De su capacidad para ejecutar esta estrategia en el menor tiempo posible y en las mejores condiciones dependerá que la carga financiera del préstamo sea menor para ACS a corto y medio plazo.

Artículos relacionados