El valor en Bolsa de las cinco grandes apenas su­pera los 14.000 mi­llones de euros

Tambores de fusiones entre unas socimis demasiado pequeñas

Hay de­ma­siadas em­presas en un sector muy frag­men­tado y en plena con­so­li­da­ción

Socimis en Bolsa.
Socimis en Bolsa.

Hace ya por lo menos cuatro años que la Bolsa es­pañola re­cibió la lle­gada de un nueva mo­da­lidad de em­presas in­mo­bi­lia­rias, las de­no­mi­nadas so­ci­mis. Especializadas en el arren­da­miento de ac­tivos y con atrac­tivas ven­tajas fis­cales que las han con­ver­tido en las sicav del la­drillo na­cio­nal, estas em­presas atra­jeron a los ma­yores fondos in­ter­na­cio­nales del sector y han cre­cido a ve­lo­cidad de vér­tigo al calor de la re­cu­pe­ra­ción de la eco­nomía es­pañola.

Más de medio centenar de socimis cotizan ya en bolsa. Pero en la mayoría de los casos, el tamaño es testimonial o la liquidez es prácticamente nula. Sólo se negocian con fluidez las grandes, pero las cifras dicen que las cinco mayores (Merlin Properties, Colonial, Hispania, Axiare y Lar) valen en bolsa unos 14.000 milllones de euros. Es decir, menos que la mitad de los valores del Ibex. Pero más importante es la comparación con las grandes socimis europeas.

Los grandes gigantes del sector son mucho mayores. Las francesas Unibail, Klepierre y Gecina cuentan con una capitalización conjunta de unos 40.000 millones de euros y todavía no hay ninguna española entre las 10 más grandes del continente. Aunque su recorrido histórico es mucho más corto, los analistas creen que las socimis española necesitan ser sensiblemente más grandes para tener un tamaño acorde con el de la economía nacional.

Dicho de otra forma, los expertos apuestan por más operaciones de concentración después de la OPA de Colonial sobre Axiare (pendiente de su cierre definitivo) y de la oferta del gigante Blackstone sobre Hispania para crear el mayor gigante hotelero del país. En su opinion, sin tamaño es muy difícil abordar operaciones significativas en un sector muy potente en mercado español en el que muchas oportunidades no pueden ser aprovechadas por falta de músculo.

"Creo que hace falta un tamaño de al menos 4.000 millones de euros en bolsa. Son niveles que hoy por hoy solo alcanzan Merlin y Colonial, las dos únicas socimis con presencia en el Ibex 35. Lo normal es que a medio plazo se duplique el número de sociedades en el selectivo. Creo que vamos a ver varias operaciones corporativas en los dos próximos años, máxime teniendo en cuenta la estructura accionarial de estas sociedades", señalan en fuentes del sector.

Los grandes fondos especializados y conocidos inversores como George Soros que pueblan el capital de las socimi van a alentar, según los especialistas, estas operaciones. "Algunos de estos inversores son los primeros interesados en que se activen opas que les permitan maximizar sus apuestas por estas compañías. En muchos casos han sido inversores muy fieles, que llevan muchos años en el capital esperando a que estos proyectos maduren", señalan en una gran consultora.

En general, sus aventuras en las socimi españolas se están saldando con un gran éxito. Los grandes fondos han superado el listón del 50% de revalorización en sus cuatro años como accionistas de las mayores socimi cotizadas. Sólo este año, los avances de las cinco grandes (sin contar Axiare, en proceso de absorción por parte de Colonial) alcanzan alrededor del 10%. Un sobresaliente si se tiene en cuenta que el índice general de la Bolsa de Madrid cae alrededor de un 3% en 2018.

"Parte de esta subida hay que atribuirla a la expectativa de más movimientos corporativos. El mercado da por hecho que habrá más operaciones a medio plazo y no quieren perder el tren que lleva a unas plusvalías extra", aseguran en una firma de valores nacional muy activa con inversores extranjeros en la que explican que, con la banca de capa caída, el de las socimi es uno de los sectores más demandado por el dinero foráneo, sino el que más.

Artículos relacionados