DESDE EL PARQUET

Acerinox gana músculo y enteros

La alta vo­la­ti­lidad a la que está so­me­tiendo el mer­cado a Acerinox en los úl­timos meses no pa­rece co­rres­pon­derse con los buenos fun­da­men­tales del grupo. Así lo ase­guran al­gunos ope­ra­dores que apuestan por el grupo ace­rero como uno de los va­lores del se­lec­tivo con mayor po­ten­cial para este ejer­ci­cio.

Las cuentas correspondientes a 2017 han contabilizado sus mejores resultados en una década gracias a la recuperación que viene experimentando el mercado del acero y, sobre todo, a la reciente reforma fiscal aprobada por la administración Trump en EEUU.

La demanda de acero experimentó una ligera recuperación el pasado año en los principales mercados del grupo, mientras que los inventarios se han mantenido en niveles normalizados. Factores que, junto a la recuperación de los precios base y la reducción del gasto fiscal, han permitido al grupo obtener un beneficio neto de 234 millones de euros. Cifra que multiplica casi por tres las ganancias de un año antes.

El importe de la cifra de negocios creció un 16,6%, hasta los 4.627 millones de euros, mientras el Ebitda alcanzó los 488,9 millones de euros frente a los 329 millones contabilizados en 2016. El grupo ha logrado además reducir su deuda hasta poco más de los 600 millones de euros.

Por si eso fuera poco, las perspectivas para este nuevo ejercicio son excelentes gracias al favorable impacto en sus cuentas de la reforma fiscal estadounidense y a las previsiones ascendentes en el consumo del acero inoxidable en las principales regiones donde está presente.

En estos días se ha sumado además un nuevo factor. Las medidas contra las importaciones de acero en EEUU, al igual que ocurre en Europa. Aunque todo son rumores por el momento, Acerinox sería una de las siderúrgicas que podría salir más beneficiada por este proteccionismo gracias a su posición en el mercado americano y a la subida de los precios en el corto plazo a raíz de estas medidas.

La directiva prevé un impacto de la reforma fiscal norteamericana claramente positivo en resultados, con unas expectativas de crecimiento del consumo de acero inoxidable en las principales regiones. Sin embargo, los operadores alertan de otros factores que pueden agitar el mercado para bien o para mal como son el posible cierre de acerías en China o el crecimiento de la producción en Indonesia.

Con todas estas cifras sobre el tablero, una amplia mayoría de operadores coinciden en aconsejar la compra de Acerinox con valoraciones por encima de los 14 euros por acción. Uno de ellos es Renta 4. La firma ha reiterado su recomendación de sobreponderar con un precio objetivo de 14,1 euros por acción que supone un potencial alcista superior al 15% desde su actual cotización.

Artículos relacionados