La UE y China reac­cio­narán be­ne­fi­ciando a la pro­duc­ción local

Las acereras compensan con la subida de precios los riesgos de la guerra comercial

El au­mento de aran­celes en EE.UU. no per­ju­dica en ex­ceso a ArcelorMittal o Acerinox

Arcelor Mittal
Arcelor Mittal

Donald Trump había seña­lado en cam­paña elec­toral que América iba a ir pri­mero. Con sus úl­timas me­didas en el sector ace­rero se con­firma las in­ten­ciones pro­tec­cio­nistas de su dis­curso elec­toral y las dudas emergen en el co­mercio mun­dial. Pero, en lo que afecta a ArcelorMittal o Acerinox, el im­pacto pa­rece que será menos gra­voso de lo pre­visto y com­pen­sarán los efectos ad­versos con el mayor vo­lumen de in­gresos por el au­mento de los már­ge­nes.

las guerras comerciales “son buenas y fáciles de ganar”, señalaba Donald Trump en uno de sus últimos discursos. “Cuando un país como Estados Unidos está perdiendo muchos miles de millones de dólares en comercio virtualmente con cada país con el que hace negocios, las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar”, afirmaba el presidente norteamericano a través las redes sociales.

El máximo mandatario norteamericano sorprendía a la comunidad internacional con su intención de imponer aranceles del 25% sobre las importaciones de acero y del 10% sobre las de aluminio. En su opinión, la producción de Estados Unidos del metal se ha visto “diezmada” por políticas “injustas” comerciales.

Sin embargo, la Unión Europea y China no estuvieron se quedaron al margen de los movimientos de Trump y sin ir más lejos Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, aseguraba que los socios reaccionarían “con firmeza y proporcionalidad” para defender los intereses de los miembros y tomar medidas reactivas compatibles con la Organización Mundial del Comercio frente Estados Unidos para que se equilibrase el esquema que se generaría con esa guerra comercial.

Con todo, la principal causa de más medidas comerciales en el comercio mundial generaría una demanda más limitada al consumo doméstico (un descenso significativo de la oferta), lo cual tiene como consecuencia la subida de precios de las materias primas. Este sería un factor del que se beneficiarían las empresas de la industria que operan en regiones como Estados Unidos, Europa o China.

ArcelorMittal y Acerinox, en escena

¿De qué manera puede repercutir a las principales acereras españolas? En los últimos días se ha escrito demasiado sobre el sector, con informes negativos y positivos. La realidad entre la media de las fuentes del mercado consultadas es que “debería tener un impacto mixto” y que no debería notarse apenas en su cuenta de resultados.

ArcelorMittal, por ejemplo, tiene un negocio en la región de NAFTA del 37%. La cantidad de fábricas que posee en Estados Unidos le servirían como espaldarazo para incrementar su volumen de ingresos. No solo eso, sino que también la reforma fiscal recientemente aprobada por el congreso norteamericano generará alivio al tener que afrontar menos pago de impuestos en suelo estadounidense. “Que se desarrollen medidas supondrá un beneficio para productores locales, como es el caso de Arcelor”, apuntan fuentes del mercado.

Asimismo, la directiva prevé unas necesidades de fondos (excluyendo inversión en circulante) de unos 5.600 millones de dólares al valorar favorablemente el entorno de mercado. El capex se verá reforzado en 2018, pese a todas las amenazas proteccionistas, y prevén 3.800 millones de dólares con inversiones en México e Italia. También, se seguirá priorizando el desapalancamiento hasta que la deuda neta caiga hasta los 6.000 millones de dólares, un nivel que sería compatible con la calificación crediticia de grado de inversión.

En el lado opuesto, la intención de ArcelorMittal de adquirir la india Essar Steel, puede ser una incógnita en cuanto a su afectación. La venta en territorio norteamericano sería compleja, debido a la implementación de los aranceles, que generan efectos negativos en países entre los que está India.

En cuanto a Acerinox, también es uno de los productores locales. Por tanto, las medidas proteccionistas deberían suponer un espaldarazo para aumentar las tasas de utilización de las plantas debido a que el descenso en la oferta llevaría implícito, efectivamente la subida de los precios de venta. De hecho, limitaría el entorno competitivo.

La directiva del grupo prevé que la reforma fiscal norteamericana impacte positivamente en sus resultados. Esperan crecimiento del consumo de acero inoxidable en las principales regiones mientras que la comparativa será muy exigente en el primer trimestre del ejercicio e irá mejorando a lo largo del año. Habría que estar pendientes al cierre de acerías en China y al crecimiento de la producción en Indonesia.

Con estos mimbres, no parece sufrir una penalización de gran calado y el objetivo que mantienen desde dentro de la empresa es seguir generando caja y reduciendo la deuda, que a día de hoy se sitúa sobre los 609 millones de euros, 87 millones de euros menos que los datos de hace un año.

Artículos relacionados