LA SEMANA BURSÁTIL

Trump abre la caja de Pandora

La guerra co­mer­cial con China que ame­naza con desatar el inefable pre­si­dente Donald Trump ha puesto contra las cuerdas a los mer­cados de va­lores in­ter­na­cio­nales en estos úl­timos días.

Aunque Europa se libra de momento del sonoro “América es lo primero”, los indicadores europeos han reaccionado con grandes caídas a la apertura de esta caja de Pandora que no va a beneficiar a nadie.

En este difícil contexto, el índice Ibex 35 se desplomó un 3,7% en el acumulado de las cinco últimas sesiones para quedar por debajo de los 9.400 puntos. Su nivel más bajo desde febrero del año pasado, lo cual pone de nuevo en riesgo importantes zonas de soporte.

En medio de esta vorágine proteccionista que quiere implementar la nueva administración americana, esta semana se ha estrenado Jerome Powell al frente de la Reserva Federal con una nueva subida de tipos de interés de un cuarto de punto. Esta es la sexta subida de tipos de estas proporciones desde diciembre de 2015 cuando Janet Yellen consideró que ya era tiempo de acabar con la política monetaria expansionista que ha servido para dopar a la economía norteamericana.

El precio del dinero en EEUU queda así ahora en el rango del 1,5% y el 1,75% y ya se especula otras tres nuevas subidas a lo largo de este mismo año. Pese a ceñirse al guión previsto, los mercados han observado en el discurso del nuevo presidente unas intenciones mucho más restrictivas. Al tiempo, se ha lavado las manos respecto a la guerra comercial abierta por su país, afirmando que su organismo no hace política comercial.

Todo ello en un contexto de estimaciones económicas muy favorables. La entidad ha elevado sus previsiones de PIB del 2,5% al 2,7%, con un mercado laboral en tasas de pleno empleo, 3,8% y unas cifras de confianza en niveles de récord desde el año 2000.

Una maleta cargada con todo lo necesario para que Wall Street continuara liderando los avances en la renta variable internacional. Sin embargo, las impredecibles consecuencias de la guerra comercial entre EEUU y China, que ya ha advertido que no dará su brazo a torcer, ha provocado la huida masiva de la inversión en todos los grandes mercados de renta variable para buscar refugio en otros activos.

Un desbarajuste, señalan los expertos, que tardará en recomponerse, por lo que a cortísimo plazo no parece muy factible la recuperación de los 10.000 puntos para el Ibex 35.

Calendario de Bolsa

Los próximos días vendrán marcados en la Bolsa por las festividades de Semana Santa. El mercado español cerrará sus puertas el Viernes Santo y el Lunes de Pascua conforme al calendario internacional.

De este modo, en las cuatro próximas sesiones se espera un progresivo descenso de la actividad de negocio que se acentuará el jueves, jornada que junto al 15 de agosto suelen ser las de menor contratación del año, debido a que la mayoría de inversores suelen estar de vacaciones.

La macroeconomía además vendrá marcada por los indicadores de inflación, PIB y, sobre todo, por los datos de confianza.

Los inversores, sin embargo, deberán esperar puesta esta atípica semana comienza hoy lunes sin apenas referencias relevantes.

Más interesante será la sesión del martes con los datos de IPC en España, los indicadores de clima empresarial, sentimiento económico y confianza consumidora en la zona euro. Desde Bruselas llegará también el agregado monetario M3, que permite al BCE evaluar las presiones inflacionistas de cara a posibles movimientos de tipos de interés. En EEUU se dará a conocer la confianza consumidora correspondiente al mes de marzo de la que se espera una ligera mejora hasta los 131 puntos.

Muy cargada vendrá también la agenda financiera internacional del miércoles. Este día se darán a conocer las ventas minoristas y la balanza por cuenta corriente en España, el indicador de confianza consumidora que elabora el instituto económico alemán GFK, el PIB revisado de EEUU del cuarto trimestre, cuya economía estaría creciendo a un ritmo del 2,6%, y la preventa de viviendas en el país norteamericano.

El jueves, última sesión de la semana y del mes, los mercados abrirán sus puertas a todos los efectos pese a ser festivo nacional. Por tanto, se esperan cifras de contratación paupérrimas. Con todo, los inversores no se podrán despistar demasiado porque se publicará una importante de indicadores macro que pueden alterar significativamente el pulso de los mercados internacionales.

En una jornada semifestiva se conocerán datos tan relevantes como la confianza consumidora y el PIB en el Reino Unido, la tasa de paro y el IPC en Alemania, mientras que desde EEUU llegarán los ingresos y gastos personales, el índice de Chicago PMI, my seguido por los mercados, el deflactor de precios y el índice de confianza consumidora de la Universidad de Michigan.

Se espera, por tanto, una semana tan corta como complicada y además con poco volumen de negocio, lo que seguramente acentuará los movimiento en uno u otro sentido.

Artículos relacionados