DESDE EL PARQUET

Alantra, sin riesgos de cambio de ciclo

Los bol­sistas que si­guen de forma ha­bi­tual a Alantra se mues­tran mo­de­ra­da­mente preo­cu­pados por los signos de ago­ta­miento que em­pieza a re­flejar su co­ti­za­ción tras su es­pec­ta­cular ten­dencia al­cista.

En este período, la compañía ha duplicado su valoración, alcanzando los 16 euros por título, su nivel más alto en una década.

A partir de ahí ha iniciado un progresivo ajuste hacia la cota de los 15 euros. Los expertos esperan que este recorte no sea más que una lógica retirada de beneficios que sirva para asentar su cotización y seguir su avance hacia los 18,5 euros donde los expertos técnicos fijan su principal nivel de resistencia.

En sus fundamentales tampoco hay nada que invite a pensar en un final del ciclo alcista. La firma de inversión, asesoramiento y gestión de patrimonios generó un beneficio neto el pasado ejercicio de 30,2 millones de euros. Casi un 21% más que el contabilizado un año antes. Los ingresos se elevaron a 136 millones de euros con un espectacular crecimiento del 50,9%.

El grupo cuenta además con una sólida posición de balance para continuar su estrategia de crecimiento. Al cierre de 2017, Alantra contaba con una tesorería de 122,3 millones de euros y un nulo endeudamiento financiero. Una posición envidiable una vez completada además la adquisición de la firma británica Catalyst Corporate Finance que le ha permitido reforzar su posición en la meca de las finanzas internacionales.

A ello se suma el exquisito trato al accionista. La compañía realizará un pago adicional de 0,37 euros por acción con cargo al pasado ejercicio, con lo que la retribución correspondiente para 2017 se elevaría a 0,84 euros por acción, un 40% más, con un “pay out” del 100%.

La rentabilidad por dividendo alcanza así el 7,4%, entre las más elevadas del mercado español, lo que acentúa aún más su atractivo para los inversores. La única duda la representa sus intenciones de trasladar su sede de Madrid a Londres, en contra de la tendencia general de las empresas financieras, tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Artículos relacionados