DESDE EL PARQUET

Inmobiliaria del Sur se reorganiza

Pese a ser uno de los va­lores más al­cistas del año, Inmobiliaria del Sur está un tanto de capa caída desde la con­vo­ca­toria de su junta de ac­cio­nistas para el 27 y el 28 de abril en pri­mera y se­gunda con­vo­ca­to­ria.

Entre los puntos del orden del día figura la aprobación del proyecto de segregación de su rama de actividad patrimonial dentro del marco del proceso de reorganización societaria de sus actividades. Una vez completado el mismo Insur se convertirá una sociedad holding, titular de la totalidad de las dos sociedades cabeceras que aglutinarán, de forma separada, la actividad patrimonial y la actividad de promoción.

La operación proyectada para la segregación de la actividad patrimonial consiste en el traspaso en bloque, por sucesión universal, de una parte del patrimonio de Insur, valorado en 44,9 millones de euros, a una sociedad de nueva creación que se denominará Insur Patrimonial. Esta se convertirá así en unidad económica independiente susceptible de funcionar por sus propios medios. La matriz, por su parte y en consecuencia se quedará con la totalidad de sus participaciones sociales.

De esta forma, el grupo persigue cumplir los objetivos marcados en el Plan Estratégico 2016-2020, aprobado y refrendado por los accionistas hace algo más de dos años atrás y que tan buenos resultados está dando a la compañía.

Entre ellos destacan la de reducir la exposición de los riesgos de una actividad a otra y de dotarlas de mayor flexibilidad en las negociaciones con terceros. Al tiempo busca profundizar en la mejora de la gestión y eficiencia de las distintas actividades del grupo con una mejor asignación de recursos y un acceso más adecuado a las fórmulas de financiación.

Por último se abre así la posibilidad de crear una nueva sociedad cotizada de inversión en mercados inmobiliarios (Socimi), pudiéndose con ello acoger al régimen jurídico y fiscal establecido para las mismas, y por ende, poder profundizar en la captación de más capital para el crecimiento de la actividad patrimonial.

Pese a que la operación resulta muy positiva para el grupo, lo cierto es que desde la convocatoria de la junta a mediados de marzo, la cotización de Inmobiliara del Sur ha caído cerca de un 6%, reduciendo su avance anual a un 30%.

Esta correccion ha puesto en peligro además la cota de los 13 euros por acción donde encuentra su primera línea de soporte, por lo que los analistas aconsejan vigilar de cerca los movimientos a corto plazo del valor. Aunque lo más probable, dicen, es que rebote hacia sus máximos anuales sobre los 14 euros, hay que tener cuidado ante posibles recortes adicionales del orden del 10% hasta su siguiente línea de soporte.

Artículos relacionados