Un total de 150.000 ciu­da­danos del país asiá­tico vi­si­taron los es­ta­ble­ci­mientos de la ca­dena es­pañola en 2017

El Corte Inglés abre la pugna por el cliente chino con su alianza de pago con Alibaba

La es­tancia media del tu­rista asiá­tico en España se sitúa en casi diez días y su gasto su­pera los 2.500 euros

Sin título
Dimas Gimeno Álvarez, ECI-

El primer grupo de dis­tri­bu­ción de España, El Corte Inglés, acaba de lanzar un ór­dago a sus com­pe­ti­dores con una alianza con la pla­ta­forma de pagos Alipay, per­te­ne­ciente al hol­ding del gi­gante del co­mercio on­line Alibaba. El com­pro­miso per­mi­tirá a los ciu­da­danos chinos pagar con su te­lé­fono móvil en los es­ta­ble­ci­mientos co­mer­ciales de la ca­dena es­pañola. Un golpe para Zara/Inditex y otras ca­denas de dis­tri­bu­ción, que se verán for­zadas a se­guir sus pa­sos.

El número de turistas chinos que acude a los establecimientos del grupo que preside Dimas Gimeno alcanza los 150.000 al año, según fuentes de la empresa española. Pero las posibilidades de crecimiento de este segmento de mercado son muy tentadoras. Desde que en 2004 Pekín autorizara a sus ciudadanos a viajar a España, el número de visitantes se ha multiplicado por catorce, desde los 26.600 de aquél año hasta los 374.000 del último ejercicio del que se tiene constancia.

“El Corte Inglés es una de las empresas en Europa con mayor inversión en la promoción turística de su país en el mercado chino”, aseguran fuentes de la compañía española. Estas señalan que el centro del Paseo de la Castellana de Madrid “es uno de los diez centros comerciales de Europa con mayor afluencia de viajeros de este país”.

Alipay es la plataforma de pago del grupo Alibaba, una apuesta personal del excéntrico dueño del gigante asiático de venta online, Jack Ma. Un hombre capaz de conducir su empresa a competir con la mismísima Val Mart un determinado día, para al siguiente proceder a la adquisición de la filial china del Kentucky Fried Chicken sólo porque de joven no le quisieron contratar en esta cadena de comida rápida. A partir de ahora, los ciudadanos del país oriental sólo tendrán que sacar su móvil y mostrar el código de barras que la aplicación generará en la pantalla de su móvil. Un proceso rápido y seguro que sólo exige a los usuarios el registro en Alipay, con una tarjeta de crédito o débito vinculada al contrato.

Adaptación sencilla

La integración del sistema de pago de Alipay se va a producir en todos los terminales de El Corte Inglés, sin que sea necesario contar con soportes adicionales. El desarrollo de este proyecto ha contado con el BBVA como socio tecnológico y bancario. En junio del año pasado, la entidad que preside Francisco González firmó un acuerdo con Ant financial Services Group, el socio financiero de Alipay, para que los turistas asiáticos pudieran pagar con su móvil en los comercios españoles.

El número de usuarios chinos que utilizan este sistema de pago se sitúa en los 520 millones. En tanto, el crecimiento de visitantes chinos a España ha crecido más de un 100% durante doce años consecutivos. A estas atractivas cifras hay que añadir las que se refieren a aspectos turísticos. La estancia media de los chinos en España es de 9,42 días, mientras el gasto por individuo en nuestro país se sitúa en los 2.593 euros por visitante, según datos de Turespaña.

El Corte Inglés no sólo se ha metido de lleno en un nuevo segmento de mercado. Ha abierto fuego frente a sus competidores en un terreno virgen, en el que nadie se había abierto paso hasta ahora. El primer grupo de distribución de Europa registró una facturación de 15.505 millones de euros en el año 2017.

Artículos relacionados