Los ana­listas con­si­deran que está es­tra­tegia no está jus­ti­fi­cada por el mo­mento macro

Los 'hedge funds' se ceban y disparan las apuestas bajistas a máximos de cinco años

A pesar de que los mer­cados del Viejo Continente lo han hecho peor que los nor­te­ame­ri­canos

Bolsa de Madrid
Bolsa de Madrid

Como es cos­tumbre desde que em­pezó la crisis hace ya 10 largos años, los grandes ín­dices eu­ro­peos se com­portan peor que los nor­te­ame­ri­canos en lo que va de 2018. Con al­gunas pocas ex­cep­ciones como la de la Bolsa ita­liana, los mer­cados del Viejo Continente se han lle­nado de nú­meros rojos este ejer­ci­cio. Ni la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mica (la Eurozona crece al 7% en tasa in­ter­anual) ni los re­sul­tados em­pre­sa­riales son su­fi­cientes para meter una marcha más en los par­qués.

"Puede que estemos regresando hacia otra especie de fase dulce para el mercado, con bonos estabilizados en niveles de TIR algo más elevados (lo cual resulta más sensato), el yen de nuevo depreciándose (lo que indica una reducción de la tensión), euro más bien apreciado pero no demasiado y bolsas laterales o tendenes a rebotar modestamente si las circunstancias se lo permiten", aseguran los analistas de Bankinter en su último informe diario.

Pero ni estas perspectivas más halagüeñas compartidas por el conjunto de los expertos ni el desfase de Europa con Estados Unidos parecen parar a los 'hedge fund'. Los inversores bajistas están protagonizando un movimiento no visto en los últimos años. Las apuestas porque las cotizaciones bajarán en Europa se han disparado hasta los niveles más altos del último quinquenio y no hay síntomas de relajación de unos fondos que han obtenido buenos réditos de sus estrategias en 2018.

Mucho tiene que ver en estos registros el gran ataque lanzado por Bridgewater en toda Europa (en España, el mayor 'hedge' del mundo) ha echado sus redes principalmente en los dos grandes bancos, Telefónica e Iberdrola) por valor de unos 15.000 millones de euros, que ha disparado las cifras globales. Pero son muchos otros los 'hedge' que han seguido sus pasos en las últimas semanas tras la temporada de resultados europea.

Fuera de la zona euro, Reino Unido es un caso singular y va mucho más alla. Las posiciones cortas sobre la las acciones británicas han vuelto a niveles del primer trimestre de 2009, cuando la gran crisis financiera azotaba con máxima intensidad. Uno de los sectores más atacados en las islas es el inmobiliario, y más concretamente las promotoras de viviendas, en un entorno en el que el precio de las casas en algunos de las mejores zonas de Londres está pagando los efectos del 'Brexit'.

"No comprendemos tanto pesimismo, dadas las mejoreas macro, micro y el soporte de los bancos centrales", aseguran los analistas de AlphValue, que confían en que "el cambio de sesgo de dichas apuestas bajistas pueda significar una vuelta a los máximos marcados a finales de enero". Es decir, que los inversores bajistas se vean obligados a cerrar sus posiciones (comprando en el mercado las acciones que tomaron para especulacular contra las cotizaciones) y eleven las temperatura de los índices bursátiles. Para ello, las cotizaciones tendrá que empezar a subir.

"El escenario macro es en Europa y Estados Unidos el mejor en muchos años" explican en Link Securities. Una sensación que no se traslada a los mercados europeos, instalados en un movimiento lateral e interminable desde la corrección provocada en el arranque de febrero por la mayor caída en puntos de la historia de Wall Street. Hasta ahora, los inversores bajistas continúan haciendo buenas la mayoría de sus estrategias en unas bolsas que no acaban de despegar. De momento, no basta con las buenas sensaciones.

Artículos relacionados