DESDE EL PARQUET

Duro Felguera, en el filo de la navaja

Duro Felguera está mon­tada en una mon­taña rusa desde que la se­mana pa­sada se reuniera con la banca acree­dora para ul­timar los de­ta­lles del plan de re­es­truc­tu­ra­ción con el que es­pera lo­grar su su­per­vi­ven­cia.

Un plan que está previsto se apruebe esta misma semana y que contempla una inyección de capital por 125 millones de euros.

Eso supondrá que los accionistas actuales apenas se quedarán con entre el 3% y el 5% del capital, pues entre el 89% y el 91% pasará a estar en manos de los inversores que acudan a la oferta pública de suscripción (OPS). Las familias Arrojo y Arias, los mayores accionistas del grupo de ingeniería, perderán de “facto” toda su participación.

Aunque todavía no se conocen los detalles de la operación, precio de la OPS rondará entre los 10 y los 15 céntimos por acción, que podría suponer descuentos de hasta el 75% desde la actual cotización de mercado.

La banca, que en principio habría dado el visto bueno a esta reestructuración, se quedará con un 6% de la compañía. De este modo, sus principales acreedores, liderados por Santander y Sabadell, dan por perdido el 75% de los préstamos realizados, unos 320 millones de euros, para reducir el pasivo a apenas 85 millones de euros. Al tiempo han accedido a aportar otros 25 millones y conceder a Duro Felguera avales por 100 millones para garantizar su viabilidad

La operación deberá ser ratificada esta misma semana en el consejo de administración extraordinario, previsto en principio para mañana martes, convocado para validar el proceso y presentar sus resultados tras superar el plazo exigido por la CNMV. Los expertos calculan que las cuentas podrían superar los 200 millones de pérdidas derivadas de las provisiones para limpiar el balance de proyectos fallidos y litigios con el fin de facilitar la ampliación de capital.

Los títulos de Duro cotizan en torno a los 0,3 euros por acción después de caer a sus mínimos, en 0,25 euros, la semana pasada. El valor pierde cerca de un 11% desde el inicio del ejercicio, a pesar de los continuos rumores sobre la posibilidad de un acuerdo que le permita eludir el concurso de acreedores.

Artículos relacionados