DESDE EL PARQUET

Gestamp, algo busca que no tiene

Todos los re­sul­tados em­pre­sa­riales son se­guidos con aten­ción por los ope­ra­do­res, pero si hu­biera que des­tacar al­gunos de esta tem­po­rada sus­cep­ti­bles de un mayor in­te­rés, sin duda, entre ellos es­ta­rían los de Gestamp.

El fabricante de componentes para la industria del automóvil rebajó en septiembre sus previsiones de beneficio bruto de explotación para al conjunto del 2017 tras actualizar el valor de sus operaciones en Norteamérica. Eso generó un fuerte castigo por parte del mercado del que se ha ido recuperando poco a poco gracias a que las expectativas de ingresos y rentabilidad a medio plazo se han mantenido intactas pese a este revés.

Los mercados esperan ahora que estas expectativas se vean ratificadas en sus cuentas de cierre de ejercicio. Máxime tras los esfuerzos del grupo por expandir su área de actividad por Asia, especialmente en China donde recientemente ha cerrado un importante acuerdo con un socio local.

En medio de esta expectación, la cotización del grupo se mueve muy cerca de sus máximos históricos de mediados de julio del pasado ejercicio cuando llegó a tantear los 6,3 euros por acción. Una tendencia alcista que no parece tener grandes obstáculos salvo que el grupo vuelva a sorprender negativamente a los mercados.

A punto de cumplir su primer año en Bolsa, las acciones de la compañía acumulan una revalorización del 10% y las principales casas de análisis consideran que aún tiene un importante potencial adicional hasta su precio objetivo. Santander y BPI otorgan al valor un precio objetivo de 6,9 y 7,2 euros, respectivamente.

Una favorable estimación a la que se ha sumado en estos días los analistas de la entidad francesa Exane BNP tras elevar su estimación objetiva en más un 25%, hasta los 7,4 euros por acción, casi 1,4 euros por encima de su cotización actual. La firma recomienda por tanto “sobreponderar” a Gestamp, que cuenta con un potencial de subida del orden del 20%.

Algo tendrá el valor, señalan en los foros bursátiles, cuando ni una sola de las firmas que siguen al valor aconseja vender y la gran mayoría apuesta por comprar.

Artículos relacionados