Descarta tanto po­ten­ciales com­pras como que Bankia acabe siendo com­prada

Goirigolzarri calcula una eficiencia inferior al 47% sin más ajustes de plantilla

Considera que el nuevo plan es­tra­té­gico es am­bi­cioso y rea­lista a la vez

Ignacio Goirigolzarri
José Ignacio Goirigolzarri.

El pre­si­dente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha ele­vado un 22% las si­ner­gias de la fu­sión con BMN, lo que per­mi­tirá me­jorar la efi­ciencia por de­bajo del 47%. Eso sí, con el re­ciente acuerdo con los sin­di­catos para re­ducir la plan­tilla en un mi­llar de em­pleos, Goirigolzarri con­si­dera que en su nuevo plan es­tra­té­gico no se prevé un nuevo ajuste la­bo­ral, como tam­poco más com­pras y menos que el grupo na­cio­na­li­zado sea ad­qui­rido por un ter­cero. Una vez más, ha apos­tado por la pau­la­tina pri­va­ti­za­ción y evitar los riesgos que con­lleva la banca pú­blica.

El esperado plan estratégico de Bankia ha sido calificado por su presidente como ambicioso y a la vez realista, ya que los objetivos de crecimiento y mejora están en línea con los conseguidos durante el anterior plan de reflotamiento. José Ignacio Goirigolzarri y su equipo han elevado un 22%, hasta los 190 millones de euros, las sinergias inicialmente previstas por la integración de BMN.

De esta manera, el nuevo plan contempla que la eficiencia mejore por debajo del 47% (cuando más baja es esta ratio, mejor) en 2020, sin necesidad de que se tenga que acometer un nuevo ERE para reducir la plantilla. José Ignacio Goirigolzarri se ha comprometido a ello durante la presentación y tras el reciente acuerdo alcanzado con los sindicatos para la salida de un millar de empleados.

Goirigolzarri confía por completo en las fortalezas internas de su grupo para cumplir con los objetivos marcados hasta 2020 sin necesidad de realizar compra alguna en el mercado doméstico. Además, ha descartado que haya ninguna propuesta sobre la mesa para que algún competidor pueda comprarse Bankia.

El banquero vizcaíno ha definido a Bankia como "una franquicia española" y ha descartado que vayan a acometer una expansión internacional, ya que su objetivo es convertirse en el mejor banco comercial para empresas (sobre todo pymes) y particulares. Para ello, perseguirán el liderazgo entre la banca española por eficiencia, solvencia y rentabilidad, fijada en un ROE del 10,8% al término de 2020.

Privatización

El presidente de Bankia ha reiterado durante su presentación su deseo de que la salida del Estado de su capital prosiga a lo largo de estos tres años, aunque las decisiones de venta no le corresponden ni a él ni a su equipo. La última palabra radica en el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que controla en torno al 60%.

José Ignacio Goirigolzarri, que inicia un road show en Londres durante estos días, considera que haya apetito inversor en el mercado respecto a Bankia, por lo que a finales del nuevo plan estratégico podría haberse cumplido con la privatización comprometida. En este sentido, considera que el cambio en el ministerio de Economía, con la marcha de Luis de Guindos al BCE, no supondrá contratiempo alguno ni un cambio de las relaciones que tienen con el Estado.

El nuevo plan estratégico prevé crecimientos de cuotas de mercado en concesión de hipotecas y en saldos de crédito a empresas, préstamos al consumo, fondos de inversión, seguros y medios de pago. Respecto a este último segmento de negocio, Goirigolzarri ha puntualizado que buscarán alianzas estratégicas para avanzar más rápido en los objetivos fijados.

Tanto el presidente de Bankia como sus consejero delegado, José Sevilla, han reconocido contactos para la venta de carteras de activos no productivos y así poder reducir la morosidad de la entidad por debajo del 4%. Esta ratio se situó en el 8,9% al cierre del pasado ejercicio, con la integración de BMN.

Artículos relacionados