Deutsche Bank devolverá 3 millones a clientes para liquidar una disputa relacionada con títulos hipotecarios

Mercado de la vivienda
Mercado de la vivienda

Deutsche Bank ha acordado la devolución de 3,7 millones de dólares (3 millones de euros) a clientes para liquidar una disputa con la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) relacionada con la venta "engañosa" de bonos de titulización hipotecaria respaldados por inmuebles destinados al uso comercial (CMBS, por sus siglas en inglés) entre 2011 y 2015.

Tras una investigación, la SEC ha determinado que los comerciales del banco Deutsche Bank realizaron declaraciones "falsas y engañosas" en la negociación y venta de CMBS, de forma que los clientes de la entidad asumieron precios más elevados respecto a los que el banco había pagado originalmente.

La SEC adjunta en el documento que incluye todos los detalles del procedimiento algunos ejemplos, como el caso de la venta de un bono por 58,75 dólares después de decirle al cliente que había pagado 58,50 dólares, cuando en realidad el precio había sido de 58 dólares.

"Deutsche Bank no implementó ningún procedimiento de obediencia y vigilancia razonablemente diseñado con el objetivo de prevenir y detectar la conducta indebida que, en consecuencia, incrementó sus beneficios en detrimento de sus clientes", ha aseverado la SEC en un comunicado.

Asimismo, el organismo supervisor ha señalado directamente al exoperador principal de la mesa de negociación de CMBS de Deutsche Bank, Benjamin Solomon, como la persona responsable de no haber tomado las medidas oportunas tras conocer esta mala conducta.

"Solomon no tomó las medidas adecuadas después de conocer las declaraciones falsas hechas a los clientes por los comerciales bajo su supervisión, incluyendo tergiversaciones específicas sobre los precios que Deutsche Bank había pagado por los CMBS", ha explicado.

Para liquidar los cargos de los que se le acusa, el banco ha acordado el reembolso a los clientes del monto total de beneficios generados por la venta de CMBS que se llevara a cabo mediante una declaración falsa, que asciende a unos 3,7 millones de dólares (3 millones de euros). También pagará una multa de 750.000 dólares (611.000 euros).

De su lado, Solomon, jefe global de productos securitizados antes de ser rescindido en agosto de 2015, asumirá una multa de 165.000 dólares (135.000 euros) y la suspensión de su actividad en la industria de valores durante 12 meses.

Tanto Deutsche Bank como Solomon asumieron la orden de la SEC sin admitir ni negar los hechos. La obligación impuesta refleja la colaboración del banco y del exoperador durante la investigación de la SEC, incluidos los esfuerzos correctivos de la firma para mejorar sus controles internos, capacitación de cumplimiento y esfuerzos de vigilancia.

Artículos relacionados