El ex­di­rector ge­neral del BIS se pre­fi­gura como su sus­ti­tuto, como ade­lantó Capital Madrid

FG cuela a Caruana en el consejo del BBVA para que le suceda como presidente

La con­di­ción de con­se­jero le co­loca entre los as­pi­rantes a ha­cerse con la pre­si­dencia

Francisco Gonzalez, presidente del BBVA
Francisco Gonzalez, presidente del BBVA

Jaime Caruana, el ex­di­rector ge­neral del BIS o Banco de Basilea, ya en­cuentra aco­modo en el con­sejo de ad­mi­nis­tra­ción del BBVA tras su tra­yec­toria in­ter­na­cio­nal. Como ya ade­lan­tara Capital Madrid, Caruana se ha per­fi­lado como el mejor re­levo para un Francisco González (FG) que ya da por ter­mi­nada sus largas dos dé­cadas al frente de un banco al que ha con­du­cido a po­si­ciones poco hon­ro­sas. En la pre­sen­ta­ción anual de re­sul­tados del grupo, FG quiso de­jar, al menos de ma­nera apa­rente, su he­rencia en manos de su con­se­jero de­le­gado. La lle­gada de Caruana ca­lienta la su­ce­sión.

Ya es un hecho. Jaime Caruana, exgoberrnador del Banco de España y hasta hace unos meses director general del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés) tendrá que esperar al 16 de marzo para ser nombrado uno de los nuevos consejeros del BBVA, lo que le facilita el poder optar, a partir de junio, a ser el sustituto de su presidente, Francisco González (FG), que el próximo año alcanzará en octubre los 75 años de edad.

Hace poco más de un año, el propio Jaime Caruana negaba a Capital Madrid que él fuera a ser el sustituto de FG ("en absoluto", decía) al frente de uno de los grandes bancos españoles, aunque sus cifras y resultados ya le relegan a puestos menores de los dos más grandes. Su comparación tanto en el mercado doméstico como en su dimensión global con el Santander de Ana Botín es casi imposible de realizar.

Caruana ha sonado de manera insistente como el mejor sustituto de un FG que ha perdido la confianza del Partido Popular que le llevó a la presidencia de Argentaria y que le ha apuntalado en la presidencia de un BBVA que pudo sufrir acosos o estrategias de derribo, como recordaba el propio Francisco González hace unas semanas en referencia velada a la operación del Sacyr de Luis de Rivero. Una operación de derribo que el propio Caruana frenó como gobernador del Banco de España.

Eso sí, FG guardó un silencio sepulcral en ese momento sobre la denuncia contra la antigua cúpula del BBV por las cuentas secretas en las islas Jersey, un escándalo que le dejó el paso expedito para sumir en solitario la presidencia del primer grupo bancario del país que, hasta ese momento, compartía con Emilio Ybarra.

Justo en ese acto de la presentación de los resultados anuales, el de Chantada (aunque él no se "achanta" ante las presiones políticas) parecía dejar en manos de su actual consejero delegado, Carlos Torres, la herencia de 22 años al frente del grupo. Eso sí, el también consejero ejecutivo del BBVA, José Manuel González-Paramo, se hacía querer por los medios de comunicación al final de dicho acto, como el posible presidente no ejecutivo del BBVA.

Casi una década

El nombramiento de Jaime Caruana como consejero del BBVA llega con el margen suficiente para que esté al frente del grupo bancario durante casi una década. Nacido en 1952, Caruana llega al banco con 66 años de edad. Sin un cambio en los estatutos, como ya hiciera en su momento el propio FG, podría estar al frente del banco hasta 2027. Eso sí, todo dependerá del mapa político que surja en las próximas elecciones.

Junto a Jaime Caruana, el BBVA ha comunicado las propuestas de nombramiento como nuevos consejero de Ana Peralta (1961), con una trayectoria profesional en Bankinter y Banco Pastor, y de Jan Verplankle (Bélgica, 1963), con una amplia trayectoria profesional tanto en banca como en tecnologías de las información, la gran pasión de un FG que ya parece estar en plena retirada.

Habrá que esperar hasta el 16 de marzo próximo, cuando se celebre la junta de accionista de BBVA en Bilbao, para ver si el presidente en retirada ofrece más detalles sobre la llegada de Jaime Caruana al consejo de administración del banco justo cuando FG encara la recta final de su mandato.

Artículos relacionados