DESDE EL PARQUET

Airbus se quita un peso de encima

La re­so­lu­ción de la fis­calía de Múnich contra Airbus por los casos de co­rrup­ción en la venta de aviones Eurofighter a la República de Austria no le ha sen­tado es­pe­cial­mente mal a su co­ti­za­ción, ya que pese al va­ra­palo eco­nó­mico, su­pone un punto fi­nal.

Los hechos se remontan a 2003 cuando Airbus competía con otros grandes fabricantes para la venta a Austria de aviones de combate. Según los informes del Ministerio de Defensa austríaco realizados posteriormente se detectaron algunos casos de corrupción en la cadena de pagos relacionadas con esta adjudicación ganada por el gigante europeo.

Después de más de una década de investigaciones y en base a lo dispuesto en la ley alemana sobre infracciones administrativas la fiscalía muniquesa ha decidido imponer a Airbus Defence and Space una sanción económica por un importe de 81,25 millones de euros. El monto total comprende una multa administrativa por 250.000 euros y la restitución de 81 millones de euros.

La decisión se basa en la alegación de incumplimiento no doloso de las obligaciones de supervisión por miembros no identificados de una anterior administración de la compañía. En concreto, la resolución sostiene que se omitió, negligentemente, la puesta en marcha de los mecanismos de control interno adecuados que hubiesen impedido a empleados de la compañía de hacer pagos a socios comerciales sin una prestación probada y documentada. Una decisión aceptada por el fabricante de aviones.

En el auto, la fiscalía ha reconocido expresamente los considerables esfuerzos realizados por Airbus y su nuevo equipo gestor a partir de 2012, tanto a la hora de mejorar su organización ética y de compliance con la puesta en marcha de todos los estándares necesarios como por su plena cooperación en la investigación.

En este último aspecto, destaca el informe puesto a disposición de la fiscalía por Airbus en 2014 relativo a la averiguación independiente de los hechos concretos, preparado por el estudio de abogados Clifford Chance.

Las acciones de Airbus operan en la actualidad sobre el nivel de los 82 euros después de desplomarse cerca de un 12% como resultado de la última sacudida sufrida por los mercados. Sobre este nivel, indican los expertos técnicos, encuentra un importante soporte, por lo que es de esperar un nuevo rebote hacia sus máximos absolutos sobre los 93 euros por título registrados hace apenas un mes.

El punto final a las incertidumbres judiciales y las excelentes perspectivas de la demanda de aviones esperada para este año parecen más que justificar este optimismo, siempre y cuando el mercado no siga en fase correctiva.

Artículos relacionados