DESDE EL PARQUET

Acciona, caldo de rumores

Los bol­sistas andan con la mosca de tras de la oreja des­pués de la sus­pen­sión de ne­go­cia­ción de Acciona el viernes pa­sado para evitar la po­sible uti­li­za­ción de in­for­ma­ción pri­vi­le­giada.

En concreto, en el mercado se había hecho eco de una información de El Economista que desvelaba contactos de Contourglobal con la filial de energías del grupo para adquirir sus plantas termosolares, valoradas en torno a los 1.500 millones de euros.

Una noticia que el grupo de la familia Entrecanales se vio en la obligado a matizar con un comunicado a la CNMV. Al respecto, Acciona reconoce que haber mantenido negociaciones con Contour Global para la realización de una operación corporativa relacionada con activos energéticos.

Además de asegurar que dicha negociación se encuentra suspendida en la actualidad, la compañía asegura que ni el perímetro, ni las valoraciones, ni los demás términos y condiciones mencionados en el artículo recogen la realidad de las conversaciones.

Estas especulaciones, señalan en el mercado, se están viendo incitadas por la estrategia de desinversión acometida por Acciona para mejorar su situación financiera. El grupo ha vendido recientemente Transmediterránea por cerca de 400 millones de euros, una operación que sigue a la espera de la aprobación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Poco antes había vendido también la concesión Ruta 160 en Chile por 335 millones. Al tiempo, el grupo ha aportado su negocio inmobiliario, valorado en más de 300 millones, a Testa Residencial, sociedad que se espera salga a Bolsa a mediados de este año. Todas estas operaciones deberían repercutir en una probable mejora de su rating, algo con lo que también se viene especulando en los foros bursátiles.

Entre tanto, el fondo de inversión KKR está intentando aprovechar, por su parte, la liquidez del mercado y los múltiplos que se están manejando en los activos de energías renovables para hacer caja con su participación en Acciona Energía Internacional.

Un caldo de cultivo ideal para la propagación de rumores, en muchas ocasiones interesados, por los patios de operaciones. Algo que algunos accionistas no les hace mucha gracia. Al respecto, recuerdan que el valor de Acciona se ha desplomado cerca de un 20% desde los máximos del año pasado a cerca de 88 euros por acción y hay muchos manos fuertes interesadas en recuperar lo perdido.

Artículos relacionados