El acuerdo del ERE fija en un má­ximo de 2.000 las bajas por la fu­sión con BMN

Goirigolzarri despeja la incógnita laboral a dos semanas del nuevo plan de Bankia

Sobre el pro­ceso de in­te­gra­ción aún pla­nean dudas sobre los acuerdos en ban­ca­se­guros

Goirigolzarri
José Ignacio Goirigolzarri, Bankia.

Acuerdo en el úl­timo mi­nuto y tras va­rias jor­nadas de in­tensas ne­go­cia­cio­nes. El pre­si­dente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ya ha lo­grado un acuerdo sobre el ex­pe­diente de re­gu­la­ción de em­pleo con el grueso de los sin­di­catos de su en­tidad y BMN, con un má­ximo de bajas algo in­fe­rior a la pro­puesta ini­cial del banco en manos del FROB. De esta ma­nera, la pre­sen­ta­ción del plan es­tra­té­gico el pró­ximo 27 de fe­brero se allana, aunque quedan flecos pen­dientes como el ne­gocio de ban­ca­se­gu­ros.

Bankia y los sindicatos han logrado el acuerdo sobre el ajuste de plantilla como consecuencia de la integración de BMN. Las negociaciones se han prolongado hasta casi agotar el plazo y tras la desconvocatoria de una huelga por la mejora de las condiciones ofrecidas por el grupo bancario.

De esta manera, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ya afronta la presentación del nuevo plan estratégico con una asignatura pendiente menos. Su consejero delegado, José Sevilla, evitó cuantificar, durante la presentación de los resultados anuales a finales de enero, el ajuste de plantilla necesario por la integración de BMN para "no contaminar" las negociaciones.

Al final, el máximo de bajas se ha ajustado a 2.000 empleos, cuando la propuesta inicial de Bankia era de 2.500. El grueso de las salidas afectará a 1.587 puestos de trabajo que serán amortizados. Se prevén también 198 suspensiones de relación laboral (en buena medida, por excedencias de antiguos EREs) y 215 salidas voluntarias adicionales.

El acuerdo alcanzado recoge prejubilaciones a partir de los 55 años, aunque también se podrán acoger a las mismas con un año menos los empleados de Andalucía, Murcia, Alicante y Baleares, un territorio en el que según José Sevilla se producen menos duplicidades entre Bankia y BMN.

Flecos pendientes

Los gestores de Bankia se han propuesto acelerar al máximo el proceso de integración de BMN para evitar despistes en el negocio principal y poder sentar las bases de cómo se recomponen las dos entidades en un grupo único. Tras superar el ajuste laboral, los esfuerzos se concentran para que la integración tecnológica se cierre con éxito el próximo 19 de marzo, como ya avanzó el consejero delegado.

Una vez que se logre ese objetivo, Bankia podrá ofrecer condiciones comerciales a los clientes procedentes de BMN similares a los que ya tenía el banco en su cartera, como las comisiones cero y algunos otros productos financieros. Todo ello se podría hacer, según los planes, a partir del próximo mes de mayo.

Al margen de todas estas cuestiones, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, aún deberá solventar algunas cuestiones que pueden condicionar la plena integración de BMN, como ocurre con los distintos acuerdos en el negocio de bancaseguros.

Bankia mantiene, desde los tiempos de Caja Madrid, una alianza estratégica en ese segmento de negocio con Mapfre. Su consejero delegado, José Sevilla, cuantificó en 100 millones de euros la aportación de esta alianza a sus resultados anuales, pero en la presentación de los mismos, el pasado 27 de enero, dejó abierta la posibilidad de mantener el acuerdo que BMN tiene con Aviva en bancaseguros.

El presidente de Mapfre, Antonio Huertas, confía en que el equipo gestor de Bankia cumpla con su acuerdo en exclusiva, como ha ocurrido en algunos otros casos en el que había duplicidad de acuerdos en bancaseguros. Por el momento, parece que estas negociaciones necesitarán algo más de tiempo ante el conflicto de intereses que supone para todas las partes implicadas.

Artículos relacionados