DESDE EL PARQUET

GAM ahuyenta fantasmas

Algunos bol­sistas están si­guiendo con in­terés los avances de GAM en los úl­timos me­ses. Desde la pre­sen­ta­ción de sus cuentas en el tercer tri­mes­tre, que su­po­nían la vuelta a la senda de los be­ne­fi­cios, las ac­ciones del grupo no han de­jado de su­bir.

En este período, el valor ha pasado de sus mínimos históricos en 1,14 euros por acción a rondar la cota de los 2 euros. Es decir una revalorización de más del 70%. Solo en lo que va de año gana cerca de un 20%.

En el mercado se está dando por descontado un cierre de cuentas correspondiente al pasado ejercicio muy positivo. Según las expectativas del grupo, el beneficio podría superar los 415.000 euros si se excluyen los impactos financieros que no suponen caja ni son fiscalmente deducibles, como diferencias de cambio e intereses del préstamo participativo convertible. Esto supondría más que duplicar la cifra contabilizada el año anterior.

Esta mejora estaría poniendo en valor el giro estratégico acometido por el equipo gestor a finales del 2016, cuando se apostó por la diversificación hacia nuevos sectores como el industrial, energético, eventos y formación. A ellos ha sumado una división de drones. Un cambio de visión que podría estar certificando la mejora de las ventas y la recuperación de los márgenes.

La consistencia con la que el valor ha salido de sus mínimos históricos a principios de octubre del pasado año, según los expertos técnicos, está haciendo además bastante creíble el movimiento de rebote. Ya no solo son los especuladores en busca de gangas los que se interesan por el grupo sino operadores con perspectivas más a largo plazo, una vez se han alejado los fantasmas de poder perder la cota del euro por acción.

Ahora, el valor se vuelve a mover en torno a los 2 euros, dibujando un perfil bastante más sólido con clara tendencia al alza. Para ello, deberá ir confirmando en las próximas semanas su capacidad para seguir rompiendo barreras como las que encuentra en las inmediaciones de los 2,2 euros, primero, y de los 2,4 euros, después.

Artículos relacionados