Al menos una de­cena de va­lores están en las qui­nielas cada vez más am­plias de los ana­listas

La Bolsa española deshoja las operaciones corporativas previstas en el arranque de 2018

Los fondos se mueven en las com­pañías con la ex­pec­ta­tiva de que pronto se ma­te­ria­licen ope­ra­ciones

Antonio Zoido, BME
Antonio Zoido, BME

Cuando el río suena, agua lleva, que diría la abuela. Y lo mismo pa­recen pensar los ope­ra­dores y se­gui­dores de la Bolsa es­pañola, según afirman desde un banco na­cio­nal: "Cada vez nos pre­guntan más sobre las em­presas es­pañolas que pueden que pueden ser ob­jeto de una OPA. La bolsa sube, el país crece y hay to­davía va­lo­ra­ciones in­tere­santes de em­presas que, o tienen un po­ten­cial de cre­ci­miento muy alto o que por los mo­vi­mientos que se han pro­du­cido en su ca­pital pueden cam­biar de dueño. Hacía mu­chos nom­bres sobre la me­sa".

Los que preguntan son los inversores extranjeros, que están jugando a la carta de que 2018 será un buen año en Bolsa en lo que se refiere a las operaciones corporativas. A los rumores recurrentes sobre el sector bancario (concretamente Liberbak y Unicaja) o Bolsas y Mercados Españoles (BME) se suma un amplio grupo de empresas de tamaño medio (la mayor es Cellnex, con una capitalización de 5.000 millones de euros) de sectores muy distintos.

Algunas de estas compañías han sufrido importantes cambios accionariales en las últimas semanas. Por ejemplo la cadena de supermercados de descuento Dia, donde Letterone ha subido su participación desde el 10% hasta el 25%. El vehículo inversor de la gran fortuna rusa Mikhail Fridman se ha convertido en el máximo accionista de un grupo con una evolución convulsa e irregular en Bolsa en los últimos trimestres, con 'profit warning' incluido".

"A la fecha de esta comunicación, Letterone no tiene intención de formular una OPA sobre Dia". Con esta frase que no resuelve el enigma, el nuevo primer accionista ha despachado los rumores sobre el futuro de la compañía. Mientras, los grandes fondos han tomado nota y, por lo que pueda pasar, dos pesos muy pesados del mercado como Goldman Sachs y BlackRock han subido sus participaciones en la cadena inmediatamente después del movimiento de Letterone.

Pero después de un 2017 muy movido en el ámbito corporativo -y a la espera de que se resuelva la batalla por Abertis, la madre de todas las operaciones- en el que las fusiones y adquisiciones movieron alrededor de 16.000 millones de euros en España, las especulaciones van mucho más allá. Otro valor bajo vigilancia es Saeta Yield, que ha dado acceso a toda la información al fondo canadiense Brookfield para que estudie la posibilidad de lanzar una OPA por el 100%.

A falta de más detalles, los fondos han tomado posiciones en el valor en las dos últimas semanas y han lanzado el valor de la participada de ACS hasta nuevos máximos históricos. Lejos de ellos está eDreams, que tras una decepcionante salida a bolsa en 2014 está en pleno rally desde los mínimos del año pasado. La razón, un mandato a Morgan Stanley para buscar potenciales inversores para el grupo de viajes. La rumorología se ha disparado en el valor.

'Telecos' calientes

Pero el sector más caliente es el de telecomunicaciones. MásMóvil y Euskaltel son protagonistas por razones bien opuestas. El primero -que acaba de ser bautizado por los analistas de Kepler como la 'teleco' de más rápido crecimiento de Europa- ya es señalada en algunos círculos como una candidata a una operación corporativa. Ahora, tras la venta de un 14% del capital en manos de Providence, es un valor más líquido en Bolsa pero también con un accionariado más disperso y atacable.

En el caso de Euskaltel, tras su díficil año 2017 en Bolsa en el que perdió alrededor de un 20%, la especulación también se ha disparado. También sigue por todo lo alto en Cellnex. El mercado está otorgando muchas posibilidades a la opción de que la filial de torres de telecomunicaciones de Abertis sea opada y American Tower está en todas las quinielas. ACS ya ha comunicado que si su OPA sobre la matriz sale adelante se deshará de Cellnex.

Otros valores que ha pasado por momentos de apuro en Bolsa como Técnicas Reunidas también suena en los corrillos bursátiles, más animados que nunca en este comienzo de 2018. Con el apetito inversor disparado, un escenario económico favorable a nivel global y cada vez más posibilidades de financiación, los grandes inversores intentan anticiparse a una previsible oleada de operaciones corporativas que ya estaría cociendo en el mercado bursátil.

Artículos relacionados