Monitor de Consumo Bancario

Reclama la nu­lidad de la de­ci­sión que obliga al mu­ni­cipo a pagar el im­puesto

AJD: Rivas Vaciamadrid se rebela contra el Tribunal Supremo

Los tri­bu­nales ad­miten el ca­rácter re­tro­ac­tivo del 'decretazo' que atri­buye a los bancos el pago de la tasa

Tribunal Supremo
Tribunal Supremo

El Ayuntamiento del mu­ni­cipio ma­dri­leño de Rivas Vaciamadrid ha ins­tado ante el Tribunal Supremo (TS) un in­ci­dente de nu­lidad de ac­tua­ciones contra el fallo que con­de­naba a la Empresa Municipal de Vivienda (EMV) de la lo­ca­lidad a pagar el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD) de las hi­po­te­cas. El al­calde de Rivas, Pedro del Cura, ha ca­li­fi­cado la de­ci­sión del Alto Tribunal como una "aberración ju­rí­di­ca".

El Supremo había emitido anteriormente tres sentencias que obligaban a los bancos a pagar el AJD, pero, en el caso de la EMV de Rivas, el TS falló en contra de su propia doctrina que debían ser los clientes bancarios, y no las entidades, los que debían hacer frente a este gasto.

Del Cura ha acusado al TS de actuar al son de los dictados de la banca y de las "bajadas en bolsa", en lugar de guiarse por "motivaciones jurídicas". El jefe del Gobierno municipal ha adelantado que, en caso de que su petición de nulidad no reciba una respuesta positiva, acudirán al Tribunal Constitucional a pedir amparo.

Por consiguiente, el nuevo capítulo de la batalla judicial por el AJD podría extenderse en el tiempo,a pesar del Real Decreto emitido por el Gobierno el pasado 8 de noviembre, que atribuía a los bancos la obligación de hacer frente a esta tasa.

Un 'decretazo' que trae cola

El Real Decreto aprobado por el Ejecutivo socialista establece que cuando se trate de escrituras de préstamo con hipoteca, el sujeto pasivo del impuesto será el prestamista, es decir, el que otorga el préstamo a un determinado interés.

De esta manera, el Gobierno central cortaba por lo sano después de una semana de dimes y diretes en el Tribunal Supremo, que determinó inicialmente la obligación de las entidades financieras de hacer frente al pago del tributo, pero se echó atrás poco después ante el descalabro bursátil que provocó su decisión.

A pesar de la enorme polémica y las muchas vicisitudes financieras que ha traído consigo el 'decretazo', la cuestión de la retroactividad del pago del AJD está siendo reconocida por los tribunales, pese a que el texto legal aprobado por el Consejo de Ministros no dirime de forma clara esta cuestión.

Uno de los ejemplos más recientes es el del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Ribeiro (Galicia), que ha dictado tres fallos que reconocen la retroactividad completa.

Artículos relacionados