LA SEMANA BURSÁTIL

Los operadores dan por perdido el año

Queda apenas un mes para ce­rrar el ejer­cicio en Bolsa y gran parte de los ope­ra­dores dan por ti­rado el año y em­piezan a pensar en lo que nos de­pa­rará el si­guiente curso. Y de mo­mento no pa­rece im­perar un ex­ceso de op­ti­mismo.

En este ambiente, el Ibex 35 cerró la semana pasada con un alza del 1,8% para acabar el mes de noviembre con un triste avance del 2%, que al menos, le ha permitido recuperar la referencia de los 9.000 puntos.

En general, los analistas más adelantados en sus proyecciones para el año que viene coinciden en descartar una recesión para 2019, pero si temen una desaceleración global.

También descartan grandes riesgos inflacionistas teniendo en cuenta que los precios siguen bajo control en las principales economías mundiales pese a las políticas expansivas puestas en marcha por los grandes bancos centrales para paliar la crisis. Medidas que han tenido un efecto perverso sobre la volatilidad vivida en estos dos últimos años, tan baja que se ha alejado de lo natural.

Un escenario complejo que dejará algunas oportunidades de compra, especialmente en las bolsas europeas que cotizan con notable descuento frente a las estadounidenses que operan más cerca de sus precios objetivos.

En cualquier caso, quizás escaldados por lo ocurrido en los últimos meses, los consejos están orientados más hacia una diversificación en sectores conforme vaya evolucionando los indicadores, evitando riesgos y gestionando la liquidez. Eso obligará a centrar la inversión más hacia la búsqueda de oportunidades tácticas, que hacia los propios mercados, en función de los riesgos políticos que surjan en Europa y el fin de los estímulos fiscales en EEUU, que han prolongado el ciclo alcista del país americano.

Las previsiones apuntan a que la Reserva Federal subirá, al menos, dos veces más los tipos y que el BCE podría iniciar también un progresivo endurecimiento monetario. Un movimiento que podría generar incertidumbre en los mercados financieros, especialmente en el de bonos, ante las consecuencias que puedan tener las subidas de tipos con unos niveles de deuda tan elevados. La deuda actual del mundo, recuerdan los economistas, supera la cantidad de dinero existente. Un desequilibrio difícil de cuadrar.

A pesar de todo, las previsiones lanzadas hasta ahora parecen apostar por un 2019 moderadamente alcista para la renta variable que ayude a dulcificar la corriente bajista vivida en el último año y medio.

Calendario semanal de Bolsa

Los datos de actividad a una y otra orilla del Atlántico y, sobre todo, el informe de empleo americano serán claves para que los mercados financieros puedan dar continuidad en la primera semana de diciembre a los avances del mes anterior.

Hoy lunes, los inversores deberán estar atentos a los indicadores de actividad PMI manufacturero que se publicarán en China, en el Reino Unido, en España y en la zona euro, mientas que desde EEUU llegarán el índice de actividad ISM manufacturero y los gastos de construcción.

Para la sesión del martes se esperan los precios de producción de la zona euro, mientras que en EEUU se darán a conocer las ventas de automóviles. Este dato, junto al gasto de construcción del día anterior, servirá para conocer la evolución del consumo, principal motor de la economía norteamericana.

La agenda de los mercados financieros internacionales vendrá especialmente cargada de citas importantes en la sesión del miércoles. En España se publicarán los datos de producción industrial y PMI del sector servicios. Atención también al PMI servicios en el Reino Unido y la zona euros, donde se publicará además las ventas al por menor. En EEUU se espera la encuesta ADP de creación de empleo, los datos de productividad, los costes laborales, el ISM servicios, el índice hipotecario MBA y el libro Beige, informe de coyuntura de la economía norteamericana. Indicadores, todos ellos, que pueden agitar el pulso de las bolsas internacionales.

Mucho más tranquila, en cuanto a cifras, será la sesión del jueves. Este día lo más destacable serán los pedidos de bienes duraderos y la balanza comercial en EEUU. En España, por su parte, será un día semifestivo por la celebración del Día de la Constitución. La última sesión de la semana, el viernes, se dará a conocer la producción industrial de Alemania correspondiente al mes de octubre, en la zona euro se publicará el PIB del tercer trimestre y la Universidad de Michigan hará público su encuesta de confianza. No obstante, todos los focos apuntarán al informe de empleo de EEUU del mes de noviembre aunque no se esperan grandes variaciones en su tasa de paro en el 3,7%, zona de pleno empleo.

Artículos relacionados