DESDE EL PARQUET

Alantra, compras estratégicas

A pesar de la fase de­pre­siva en la que ha en­trado Alantra en los úl­timos meses tras tocar má­ximos ab­so­lutos sobre los 16 euros por ac­ción a prin­ci­pios de mayo, los ope­ra­dores si­guen con­fiando en su alta pro­yec­ción ba­sada en una ex­ce­lente ges­tión. La verdad es que su evo­lu­ción no se dis­tancia en mucho de la que, en otros va­lores pa­re­ci­dos, se está re­gis­trando en la bolsa.

Dentro de este marco, dicen, se engloba la reciente entrada en el capital de Access Capital Partners, una entidad gestora independiente que ofrece estrategias de inversión de capital en compañías no cotizadas, infraestructuras y deuda privada, a través de fondos de fondos, fondos de coinversión y soluciones específicas para clientes.

Access tiene oficinas y actividades en Francia, Bélgica, Reino Unido, Alemania, Finlandia y Luxemburgo, cuenta con más de 70 profesionales y ha alcanzado compromisos agregados de inversores por importe de 8.800 millones de euros, lo cual generará importantes sinergias al grupo.

En concreto, Alantra ha acordado la adquisición en dos fases de un 48,98% de la compañía a través de la toma de participaciones en la sociedad matriz y en la compañía operativa del grupo Access.

En una primera fase, la empresa de gestión de activos va a adquirir un 24,49% de Access por un precio en efectivo de casi 19 millones de euros. Ya en una segunda fase, en 2022, en virtud de opciones cruzadas de compra y venta, Alantra podrá incrementar su participación hasta un 48,98% a un precio que se determinará en función de la evolución de Access en los ejercicios 2021 y 2022.

El control de Access continuará en manos de su actual equipo directivo. Alantra, por su parte, tendrá derecho a participar, a través del dividendo que se distribuirá en 2019, en el beneficio de Access correspondiente al ejercicio 2018.

Esta adquisición se enmarca en la estrategia de Alantra de incrementar su presencia internacional en la actividad de “asset management” y de ampliar su actual gama de productos incorporando fondos de fondos, primarios y secundarios, y fondos de coinversión. El cierre de la operación, estimado para el primer trimestre de 2019, ha quedado condicionado exclusivamente a la obtención del visto bueno por parte de las autoridades supervisoras de los mercados donde opera Access.

Una vez formalizada la operación y conforme los mercados vayan recuperando la calma, los analistas creen que la firma volverá en breve a retomar la tendencia alcista para recuperar y superar sus máximos de este año. Su crecimiento en el tercer trimestre del 15%, con un beneficio superior a los 19 millones de euros, y un avance cercano al 75% de sus ingresos parecen justificar de sobra este optimismo.

Sus excelentes ratios también vienen a apoyar estas perspectivas. La compañía cotiza con un PER por debajo de 1, según Infobolsa, con una rentabilidad por dividendo cercana al 7%. Argumentos suficiente como para apostar por esta compañía, cuyo principal punto débil puede ser su escasa liquidez.

Del lado estrictamente técnico, el valor habría encontrado soporte sobre la base de los 12,4 euros por acción, confirmando las buenas expectativas fundamentales de cara a un próximo rebote de la acción.

Artículos relacionados