Los in­ver­sores pierden pistas muy ju­gosas sobre la evo­lu­ción fu­tura de las co­ti­za­ciones

Las empresas débiles en bolsa respiran aliviadas por el bajón de las posiciones cortas

Se cumple una de las pe­ti­ciones más in­sis­tentes de las com­pañías en los úl­timos años

cotización en bolsa
Las grandes, no exentas.

Sólo hay una cosa que duela más a una em­presa co­ti­zada que el asedio de un 'hedge fund'. Y esa cosa es que el nombre del fondo y el ta­maño de la po­si­ción ba­jista sean pú­blicos y estén dis­po­ni­bles para todos los pú­bli­cos. Las com­pañías más dé­biles en bolsa han visto cómo sus pe­ti­ciones de apagón in­for­ma­tivo han sido aten­didas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), porque a partir del 1 de enero sólo verán la luz las po­si­ciones in­di­vi­duales su­pe­riores al 0,5%.

¿Buena o mala noticia? "Desde luego perfecta para las empresas cotizadas; y desde luego mala para el conjunto de la conjunto de los inversores. Más allá de otras consideraciones, la publicación de todas las posiciones cortas ha sido durante estos últimos años una herramienta muy útil para entender cómo era el sentimiento de mercado respecto a las empresas cotizadas. Los bajistas se equivocan, claro, pero predominan los aciertos", señala un gran gestor español.

Los casos de Banco Popular o, en estos últimos tiempos, de Dia, demuestran como los grandes 'hedge funds' han sido capaces de anticiparse a situaciones económicas críticas. En el banco absorbido por Santander llegaron a alcanzar el 12% del capital antes de la resolución de las autoridades europeas, y en Dia han batido todos los récords en una empresa cotizada española cuando alcanzaron hasta un 25%. Muchos acusan a estos vehículos de decidir el abrupto final de algunas empresas.

Pero no es el caso de la CNMV, que tras la resolución de Popular decidió parar la caída libre de Liberbank prohibiendo las posiciones cortas. Pero cuando fue cuestionada por no tomar la misma medida en Popular, aseguró que se decidió no intervenir porque una medida de carácter temporal como la que se adoptó en Liberbank no hubiera sido efectiva por la situación particilar en la que se encontraba el banco presidido por Emilio Saracho.

"Y lo mismo ocurre con Dia", señalan fuentes bursátiles que aseguran que los "'hedge fund' están injustamente demonizados. Ven grietas en las empresas y las explotan, y eso es tan lícito como detectar fortalezas y ponerse largo en una empresa. Además, aportan liquidez al mercado. Pero culparles de un desastre empresarial no es razonable. Ni intervienen en la gestión ni tienen tanta fuerza como para condicionar decisiones".

Hace mucho tiempo que las empresas cotizadas venían reclamando a la CNMV una rebaja del volumen de información aportado sobre posiciones bajistas. Y el supervisor no ha tenido más que ceñirse al mismo criterio que rige en el resto de mercados europeos. Si España marcaba las diferencias en cuanto a transparencia en este apartado, ahora da un paso al lado y se alinea con el resto. Una decisión que sólo beneficia a las empresas señaladas en bolsa.

Por lo tanto, será mucho más difícil tanto para el inversor de a pie como para los profesionales del mercado rastrear las estrategias de los 'hedge fund', que cuentan con gestores de primer nivel y ofrecen valiosas pistas sobre el comportamiento futuro de las cotizaciones. Hace ya mucho tiempo que tampoco hay información sobre el préstamo de valores sobre las empresas cotizadas, por lo que los movimientos especulativos van estar mucho más protegidos de cara a la comunidad inversora.

Artículos relacionados