LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa entra en niveles críticos

El in­tenso re­pliegue de los mer­cados es­ta­dou­ni­denses en los úl­timos días, mar­cado por el ven­ci­miento de de­ri­vados y la nueva subida de tipos de in­terés de la Fed, ha ele­vado el so­nido de las voces que vienen ad­vir­tiendo de un “crash” ge­ne­ra­li­zado en los mer­cados fi­nan­cieros in­ter­na­cio­na­les.

Después de un ejercicio bajista con mínimos avances en algunos sectores, especialmente del lado de las tecnológicas americanas, los inversores han decidido tirar definitivamente la toalla y apostar abiertamente por la liquidez a la espera de que observar si el tejido empresarial puede mantener en un futuro próximo la línea de resultados de los dos últimos ejercicios.

Como explica el estratega jefe de Ágora, Carlos Doblado, es “mala cosa cuando los valores defensivos son los mejores en tendencia”. No hay más que recordar lo ocurrido en el año 2000. A lo largo del año, cada paso bajista en Europa había tenido enfrente un sólido Wall Street que había impedido que la sangre llegara al río.

A partir de octubre, sin embargo, como recuerda el analista de Ágora, algunos índices americanos han empezado a ofrecer mensajes potencialmente dañinos hasta acabar por desestructurar en estos días tendencias alcistas por primera vez desde 2015.

La confirmación de un patrón potencialmente correctivo en el caso del Dow Jones de Transportes es evidente, augurando fuertes castigos generales en Wall Street que puede acentuar los problemas en la renta variable del Viejo Continente tal y como ocurrió en aquel entonces.

El eco de estas voces alarmistas han resonado también en los patios de operaciones de las bolsas españolas, donde la última semana el Ibex cerró con una caída acumulada del 3,7% para deslizarse hasta los 8.556 puntos, el nivel más bajo del año, con lo que va camino de cerrar el ejercicio en zona de mínimos.

Y a corto plazo, no hay excesivos motivos para pensar que no vaya a continuar la actual tendencia bajista pendientes de la evolución de la guerra comercial y de la resolución del Brexit. Aunque estos factores deberían estar más que descontados, en el horizonte pesa también los temores a un nuevo ciclo recesivo que se lleve por delante las expectativas de los buenos resultados empresariales, principal soporte de los mercados en los dos últimos años.

La falta de consistencia en los precios del crudo, también en su nivel más bajo del año tras caer hasta los 54 dólares por cada barril de Brent, y los temores a una progresiva debilidad del euro complican aún más el panorama inmediato en la renta variable europea y especialmente en la española.

Calendario semanal de Bolsa

Los mercados financieros internacionales entran en su recta final del año condicionados por la festividad de Navidad, lo cual redundará en una menor actividad de negocio y en un menor nivel de referencias económicas que puede facilitar un último impulso final que tanto se viene esperando para amortiguar las fuertes pérdidas acumuladas.

El lunes no habrá referencias económicas, pero los inversores deberán seguir pendientes de la Bolsa que abrirá hasta las dos de la tarde en un día que no se espera mucho nivel de negocio.

Tampoco se esperan cifras relevantes el miércoles una vez retomen la actividad los mercados financieros tras el puente navideño.

Para la sesión del jueves, lo más destacado en la agenda financiera internacional será los datos de confianza consumidora y la venta de viviendas nuevas que llegarán desde EEUU.

Más cargada de indicadores vendrá el viernes, penúltima sesión del año. Este día, los inversores deberán prestar especial atención a las cifras de inflación, paro y producción industrial en Japón, así como a los índices de actividad PMI que se publicarán en China. En España se dará a conocer el PIB del tercer trimestre, el IPC de diciembre y la balanza por cuenta corriente de octubre. Desde Alemania llegarán también cifras de inflación y en EEUU se darán a conocer el PMI de Chicago y las casas pendientes de venta.

Artículos relacionados