DESDE EL PARQUET

Red Eléctrica, contra viento y marea

En tiempos de in­cer­ti­dumbre como los ac­tua­les, mu­chos ope­ra­dores pre­fieren optar por va­lores apa­ren­te­mente se­guros y con una ac­ti­vidad de ne­gocio sin un po­ten­cial ex­plo­sivo, pero mucho más es­ta­bles y se­guros a largo plazo.

Esta sería una de las razones de la marcha alcista sostenida de Red Eléctrica a lo largo de este año para situarse en zona de máximos absolutos contra el viento y marea.

El gestor de redes eléctricas ha superado la barrera de los 20 euros ajeno a los problemas de la guerra comercial y al Brexit. Todo ello con una política financiera rigurosa con una clara apuesta por la diversificación geográfica dentro de la cual se enmarca su reciente consolidación en Perú.

La cotizada española cerró la semana pasada un acuerdo con Bow Power para adquirir el 100% de CCNCM, la sociedad concesionaria de líneas de transmisión en Perú, por un importe, incluida deuda, de 181,9 millones de euros. Dicha línea abastece la ruta Carhuaquero-Cajamarca Norte-Caclic-Moyobamba de 220 kilovoltios y a las subestaciones asociadas.

La operación pendiente de la obtención de las autorizaciones pertinentes le permitirá hacer con una sociedad que gestiona 372 kilómetros de circuito de 220 KV y 138 KV y cuatro subestaciones en las regiones de Cajamarca, Amazonas y San Martín, en el norte de Perú. Una concesión obtenida a finales de 2017 por 30 años con el Estado peruano

Con esta nueva adquisición, REC será propietaria en el país andino de seis concesiones de transmisión de electricidad con un total de 1.686 kilómetros de circuito, que se suman a los 1.729 kilómetros que gestiona en Chile.

No es de extrañar así que Red Eléctrica Corporación vaya a cerrar el año entre las cinco compañías más rentables del Ibex 35 con una subida acumulada de más del 14%. Y, lo que es más importante, en plena tendencia alcista con un alto volumen de negocio que le ha permitido encadenar una importante racha de máximos consecutivos para asentarse sobre la barrera de los 20 euros.

Por si eso fuera poco, la compañía cotiza con una relación rentabilidad beneficio bastante razonable –PER de 16 veces–, con una alta capacidad de generar caja y una jugosa rentabilidad por dividendo del 4,5%.

Situación que lleva a los expertos a considerar al valor como una de las mejores y más seguras oportunidades de inversión en el corto y medio plazo, incluso ante el riesgo de que pudiera sufrir una corrección fruto de una posible retirada de beneficios. Algo bastante descartable ante la falta de otras alternativas de inversión mejores en el mercado en la actualidad.

Artículos relacionados