DESDE EL PARQUET

ADL Bionatur, en fermentación

ADL Bionatur Solutions, em­presa co­ti­zada en el MAB, ha fir­mado una se­gunda am­plia­ción del con­trato re­cien­te­mente es­ta­ble­cido con la nor­te­ame­ri­cana Amyris para la pro­duc­ción de va­rios com­pues­tos. Todos ellos di­ri­gidos al mer­cado de la cos­mé­tica de lujo.

La ampliación de este contrato en tan poco tiempo supone un importante espaldarazo para la biofarmacéutica. Se trata, como señala su CEO, Pilar de la Huerta, “de un claro reconocimiento a la experiencia, capacidad y conocimientos técnicos de ADL Biopharma” por parte de una de las empresas líderes del sector.

Amyris es una compañía pionera en el mundo en usar la tecnología para crear todo tipo de productos, desde cosméticos, fragancias, lubricantes o combustibles, con el compromiso de la sostenibilidad.

La producción de estas sustancias a través de la fermentación implicará la utilización de un fermentador adicional y supondrá una ampliación de la capacidad de la producción ya comprometida con este cliente. Los trabajos comenzaron en noviembre y se prolongarán, inicialmente, hasta marzo de 2019 como mínimo, siendo objetivo de ambas compañías renovar la utilización de este tercer fermentador durante todo el año 2019.

Este contrato impulsará el crecimiento exponencial de la facturación asociada a nuevos contratos reflejo del positivo comportamiento de la demanda de este tipo de productos en el mercado. Todo ello reforzará los objetivos de ventas para 2018, cuyas previsiones se mantienen en el entorno del doble de la facturación de 2017 y sin expectativas de cambios negativos en su margen bruto.

Actualmente la compañía ya tiene comprometida más del 85% de su capacidad de fermentación para los próximos dos años. Una cifra considerable gracias a la calidad de producción y el coste logrado por el grupo, así como a la capacidad para acceder a la materia prima de azúcar de caña para su capacidad de fermentación en ADL en España.

La respuesta del mercado a estas buenas noticias, sin embargo, se está haciendo esperar, mientras no se vea reflejado en unos resultados que inviten a pensar en que vaya a salir pronto de las pérdidas.

Pese al rebote provocado por la noticia, las acciones de la biotecnológica, fruto de la integración de ADL Biopharma y Bionaturis, acumulan aún una pérdida de cerca de un 40% de su valor en el año. Se sitúan en torno a 1,8 euros por acción, muy cerca de los mínimos registrados en octubre de 2017. Un débil perfil técnico al que se debe sumar su escasa liquidez.

Artículos relacionados