Trece com­pañías ofrecen un re­torno su­pe­rior al 5% vía re­tri­bu­ción al ac­cio­nista

El ánimo inversor se consolida de la mano de los dividendos

La ren­ta­bi­lidad media por este con­cepto de los tí­tulos del Ibex 35 se sitúa en el 4,02%

Telefonica
Telefonica

La realidad es que la bolsa es­pañola es una au­tén­tica mon­taña rusa de emo­ciones para los ope­ra­do­res. Demasiados sustos que han te­nido que asumir en sus car­te­ras. Muchos de ellos han pre­fe­rido optar por sa­lirse antes de las úl­timas caídas para dis­poner de li­quidez y otear qué ac­tivos pueden re­sultar atrac­tivos de cara a ob­tener ren­di­mien­tos, por lo me­nos, más es­ta­bles. Esto es la ope­ra­tiva que han se­guido mu­chos ges­tores e in­ver­sores ins­ti­tu­cio­na­les. Sobre todo, para pescar re­tornos vía di­vi­den­dos.

El Ibex 35 lleva sumado en un sesgo bajista desde tocara máximos el cinco de mayor del pasado año. Desde ese momento la falta de constancia ha sido una dinámica que se ha convertido en habitual dentro del parqué español. Las rentabilidades han ido deprimiéndose y el entorno se ha transformado en más cruento a medida que ha ido avanzando el calendario. Por eso, muchos inversores se han centrado en deshacer posiciones y aumentar liquidez.

El principal motivo es que muchas veces lo que no proporciona el propio mercado lo pueden generar las compañías cotizadas. Principalmente, por su política de retribución al accionista. De sobra conocido es que en España el pago a los accionistas es bastante elevado en comparación con la media europea de tal forma que, cuando se produce un movimiento correctivo más alargado en el tiempo, la rentabilidad por dividendo repunta y suscita un atractivo mayor.

Ese sería justo el panorama que se habría presentado en estos momentos. Y es que, con datos actualizados, la media del retorno por dividendo de las cotizadas dentro de selectivo español se sitúa en el 4,02%. Un porcentaje que puede ofrecer estabilidad en la inversión, siempre y cuando se apueste por la firma adecuada.

Según explican fuentes del mercado, muchas gestoras e inversores institucionales están empezando a “tomar posiciones en algunos valores de relativo peso de la bolsa española”, por el fuerte incremento que estos han tenido en cuanto al porcentaje de rendimiento por dividendo. Sobre todo, en compañías “que han estado excesivamente castigadas por el aumento de la volatilidad de las últimas jornadas”.

En este sentido, dentro del índice de referencia del mercado español destacan hasta trece compañías cuya rentabilidad por dividendo está por encima del 5%, lo cual resulta bastante llamativo en comparación con otras bolsas como puede ser la francesa o la alemana. Ninguna de ellas posee tal número de compañías cuyos dividendos se muevan en torno a dichos parámetros.

Eléctricas y energéticas, la referencia

La cotizada que ha acumulado el mayor espaldarazo positivo por el incremento de su retorno por dividendo es Mediaset. La cadena de Fuencarral es la única que supera el umbral del 10% al ofrecer a sus accionistas una retribución del 10,39%. Con todo, la realidad es que las casas de análisis prefieren estar al margen de este activo, que aún tiene dificultades por la incertidumbre del mercado publicitario.

Las compañías que sí destacan en esta variable y en la que se están centrando las llamadas “manos fuertes” son las que pertenecen al sector energético y, por extensión, al eléctrico. Sin ir más lejos, la rentabilidad por dividendo que tiene Endesa en la actualidad asciende hasta el 6,78%, seguida de Enagas (6,21%), Repsol (6,09%), o Natrugy (5,83%). Son valores que, además, tienen la etiqueta de sobreponderar por parte del consenso de mercado.

Telefónica, refugio de institucionales

Así las cosas, una de las compañías que goza de un mayor atractivo para los grandes inversores en estos momentos es Telefónica. La operadora ha cerrado ya su mala racha bursátil y la presentación de su plan estratégico también ha sentado bien en su cotización.

A eso hay que añadirle que su rentabilidad por dividendo suma el 5,21%, lo cual establece puntos de entrada para los altos patrimonios. Independent Research o Barclays son dos grandes firmas que últimamente han apostado por tener el valor en cartera.

Artículos relacionados