DESDE EL PARQUET

Una fusión muy deseada

El mer­cado se en­cuentra an­sioso de po­si­bles ope­ra­ciones cor­po­ra­tivas que le sa­quen del le­targo ba­jista y que le per­mita ol­vi­dar, aunque sea por unas ho­ras, los fan­tasmas del Brexit, la guerra co­mer­cial o la in­dis­ci­plina pre­su­pues­taria de al­gunos países de la eu­ro­zona.

Quizá por ello ha acogido con fuerte entusiasmo el acercamiento entre Unicaja y Liberbank para iniciar los contactos preliminares de cara a una posible fusión. En estos días, ambas entidades, han remitido un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, en el que reconocen ciertos contactos con el fin de analizar de forma regular potenciales oportunidades de inversión u operaciones corporativas que pudieran resultar de interés para todos sus accionistas.

Aunque tanto Unicaja como Liberbank han reconocido también que por el momento no se ha adoptado ninguna decisión al respecto. De hecho, dado el carácter preliminar de las conversaciones, no se ha sometido ninguna propuesta concreta a sus respectivos órganos de gobierno.

La posible fusión de ambas entidades podría generar sinergias superiores a los 200 millones de euros y daría lugar a la sexta entidad española por volumen de activos, por encima de Bankinter.

Aunque la fusión no se encuentra más que en una fase embrionaria, los accionistas de ambas entidades han reaccionado con euforia provocando subidas superiores al 10% después de que las entidades hayan reconocido el inicio de estos contactos publicados por la prensa.

No en vano, la integración supondría un importante espaldarazo tanto para Unicaja, que este año ha culminado la fusión de su filial España Duero pero que mantiene un alto ratio de morosidad, como para Liberbank que ha vuelto a la senda de los beneficios en los últimos trimestres tras las abultadas pérdidas contabilizadas en 2017.

Con todo, los expertos consideran precipitado echar las campanas de boda al vuelo mientras no haya de por medio una noticia más concreta, máxime teniendo en cuenta el perfil depresivo que mantienen los dos grupos en el mercado. Pese al intentos rebote, Liberbank registra una caída en el conjunto del año del orden del 5%, mientras que Unicaja retrocede más de un 12%.

Artículos relacionados