Decathlon reduce en 8.963 toneladas de CO2 al año en último lustro y toda la energía que consume es renovable

Decathlon
Decathlon

Decathlon ha reducido 8.963 toneladas de CO2 al año desde 2014, cuando la compañía inició un plan estratégico para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, y ha logrado que el 100% de la energía que consume en sus tiendas y centros logísticos proceda de fuentes renovables.

Además, la empresa ha logrado un ahorro de consumo de 16,1 gigawatios hora al año y en este momento está a la espera de poner en marcha una segunda planta fotovoltaica para autoconsumo en Córdoba. En este momento, Decathlon cuenta con otra planta fotovoltaica en Tamaraceite, en Las Palmas de Gran Canaria.

Desde 2014 ha reducido su consumo energético con medidas como la sustitución de iluminación fluorescente de las tiendas y de los rótulos por iluminación LED, ha optimizado el gasto en sus tiendas gracias a la monitorización y control del funcionamiento de los equipos y de las temperaturas, o la mejora del aislamiento de cubiertas y cerramientos para una mayor eficiencia en la climatización de los centros.

En 2017 la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) certificó que la energía consumida en sus tiendas y centros logístiicos procede de fuentes renovables en su totalidad.

"En este momento y, con los objetivos ya cumplidos, nos encontramos en la última fase de nuestro plan a cinco años. En esta última fase, pondremos en marcha una planta fotovoltaica en Córdoba destinada al auto consumo, que se sumará a la que ya tenemos en Las Palmas de Gran Canaria", ha destacado el líder de desarrollo sostenible de Decathlon, Íñigo García, que señala que el conjunto de medidas implantadas además ha supuesto un ahorro de casi tres millones de euros al año.

Artículos relacionados