Monitor del Seguro

El em­pleo en el ám­bito de las em­presas tec­no­ló­gicas del se­guro crece a un ritmo del 17%

El reto de las insurtech: la integración con las aseguradoras

Las aso­ciadas a AEFI han con­se­guido 60 alianzas con com­pañías

Antonio Huertas, en la Inauguración Insurspace.
Antonio Huertas, en la Inauguración Insurspace.

Actualmente hay casi 180 in­sur­tech en España, según los datos de Finnovating. De este to­tal, 23 per­te­necen a la Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI), un 13% del con­junto del eco­sis­tema in­sur­tech. La di­fe­rencia entre una cifra y otra la ex­plica David Navarro, res­pon­sable de la ver­tical de in­sur­tech de la AEFI: “La aso­cia­ción tiene un filtro de acep­ta­ción; no cual­quier pro­yecto de se­guros se in­cor­pora sino que tienen que hacer algo dis­tinto en la in­dus­tria ase­gu­ra­dora apo­yado en la tec­no­lo­gía”.

Esta disparidad de cifras parece indicar que no todo lo que lleva el apellido ‘insurtech’ es tan disruptivo como, en principio, debería ser. Hay de todo, pero en cualquier caso, si algo está claro es que cada vez más gente se dedica a explorar nuevas formas de revolucionar el mundo del seguro. Según Finnovating, las insurtech dan empleo ya a 2.000 personas, y se espera que en 2019 se sumen otros 1.500 trabajadores. Y según la AEFI, el número de empleados de las empresas asociadas suma 241, con un incremento respecto a 2017 del 17% y con más de un millón de clientes activos.

¿Y qué dicen las aseguradoras sobre este fenómeno? En general, el sector asegurador ha aprendido de lo ocurrido en el entorno de las fintech y los bancos y, consecuentemente, han decidido desde una etapa bien temprana colaborar con las nuevas startup de seguros. Según los datos de las compañías asociados a la AEFI, se han firmado ya 60 alianzas con aseguradoras. Y según las cifras que proporcionan las entidades que monitoriza Finnovating, el 81% de las insurtech colabora con aseguradoras, y de ellas el 59% lo hace con 3 o más players.

Ejemplos de colaboración hay muchos. Mapfre, por ejemplo, ya tiene casi listo su proyecto digital en el ramo de Salud. El director de Salud Digital de Mapfre, Pedro Díaz, ha anunciado en el encuentro Ageingnomics 'El futuro de la salud en un mundo conectado', que estará disponible en el primer trimestre de 2019. Antes, Pedro Díaz había explicado en una jornada que la compañía tiene en marcha 5 pilotos para ver qué puede funcionar mejor, y para esos 5 pilotos la aseguradora ha llegado a acuerdos con startup, muchas de las cuales trabajan con hospitales y médicos de prestigio.

El director de Salud Digital de Mapfre afirmaba sobre el sector insurtech que “si queremos innovar en una organización grande no son una ayuda sino una necesidad. Su capacidad de innovación, agilidad, y orientación al cliente es mayor que en el de las grandes organizaciones”. Otro ejemplo reciente de la actitud de la compañía ha sido la creación del ecosistema de startup en el entorno insurtech (Insur_Space) para ayudar a Mapfre a aprovechar las ventajas de estas empresas tecnológicas e incorporarlas al negocio.

Ángel Uzquiza, director de Innovación de Santalucía, explicaba recientemente, en el Congreso Insurance Revolution, que en 2016 puso en marcha Santalucía Impulsa, un programa de aceleración de startup que ayudará a la compañía en su proceso de transformación digital y a sacar partido de los datos que generan los dispositivos: “A través de la colaboración nuestra empresa aprende, luego el reto es integrarlo y sacar al mercado propuestas de valor interesantes”. Reconocía que estas sinergias son necesarias, “si lo haces solo te quedas atrás”.

En Sanitas trabajan ya con más de 10 startup. Fernando Marqués, director de Transformación Digital, explica que, por ejemplo, colaboran con empresas que están ayudando a monitorizar a pacientes para acortar su estancia en el hospital y mejorar su recuperación en casa. “Cada año tenemos un programa anual en el que invitamos a startup para ver nuevos modelos de negocio. Hay que tener talento dentro pero que tenga esa frescura para adaptar las nuevas cosas”.

Son solo unos ejemplos. Y pese a lo que parece, las relaciones no son siempre fáciles, y un requisito básico es, según comenta Pedro Díaz, la humildad, tanto de la gran organización para tener una aproximación a estas empresas pequeñas de igual a igual, como de la startup, “que a veces quiere cambiar el mundo por su cuenta”.

Las startup también tienen cosas que decir a las aseguradoras, entidades de las que las insurtech necesitan, sobre todo, el contacto que tienen con el cliente. Una queja generalizada es la reticencia del sector a abrir sus sistemas. De hecho, según la última encuesta realizada por la AEFI entre sus insurtech asociadas, lo que más le preocupa a estas empresas tecnológicas es cómo se integran con las compañías aseguradoras. Consideran que el sector asegurador tiene que empezar a abrir sus sistemas para poder conectar con ellas. “Es una pena que uno tenga un modelo de negocio y no lo puedas llevar a cabo porque no te puedes conectar”, se lamenta el CEO de una insurtech.

En cualquier caso, parece que insurtech y aseguradoras están condenadas a entenderse. Rodrigo García de la Cruz, presidente de la AEFI, asegura que “2019 será el año de la consolidación de estas relaciones, que generarán 1.500 empleos”.

Artículos relacionados