Monitor de Consumo Bancario

Para la ma­yoría del país, llegar con su sueldo a fin de mes dista de ser una cer­teza

El 22% de españoles tiene sus finanzas fuera de control

El 39% con­si­dera acep­table en­deu­darse para ad­quirir bienes de con­sumo

Euros
A unos le sobra, a otros le falta.

Vivir para llegar a fin de mes o para no lle­gar. Esa es la cues­tión. El 22% de los es­paño­les, o lo que es lo mismo, uno de cada cinco, re­co­noce que llegar a fin de mes es una preo­cu­pa­ción en su vida dia­ria. Este dato co­loca a nuestro país en el tercer lugar en el ran­king eu­ropeo de países en los que los ciu­da­danos tienen menos con­trol sobre sus fi­nan­zas, tan sólo su­pe­rados por Hungría (24%) e Irlanda (26%).

Los portugueses se sitúan en la misma posición que España, mientras que en el lado opuesto se encuentra Austria, donde sólo el 11% de la población afirma no tener controlada su economía. Estas cifras proceden del último Informe Europeo de Pagos de Consumidores, realizado por la compañía de gestión de crédito Intrum.

El crédito al consumo es popular

El estudio, realizado a partir de entrevistas a 24.101 consumidores de 24 países, también revela que el 39% de los españoles ve con buenos ojos recurrir a préstamos, pagos a plazos o incluso, dinero prestado para adquirir bienes de consumo como una televisión o un ordenador. No obstante, los jóvenes discrepan, ya que casi la mitad de los encuestados que están en la franja entre los 18 y los 25 años rechaza esta práctica.

También se observa una mayor aceptación del crédito al consumo a nivel europeo. Siete de cada diez encuestados valoran positivamente la compra de televisores u ordenadores mediante un préstamo o pago a plazos, una cifra que aumenta considerablemente año tras año.

Mientras que en 2015 sólo una quinta parte de la población europea veía bien este tipo de recurso, en 2016 aumentó hasta el 26% y, hoy en día, el 31% de la población europea no ve mal recurrir a dinero prestado para realizar sus compras . Y a pesar de los datos... optimismo desbordado

El optimismo económico es visible en España, al menos en lo que respecta a la capacidad de los encuestados para mejorar sus finanzas. Prueba de ello, es que el 63% de los encuestados españoles está de acuerdo en que tiene una posibilidad razonable de mejorar significativamente su situación económica, siendo los más optimistas de todos los países encuestados (promedio europeo: 47%).

Pese a esto, el Informe Europeo de Pagos de Consumidores refleja que los españoles poseen el mayor nivel de preocupación respecto al impacto negativo que puede tener una Unión Europea debilitada en sus finanzas personales. Concretamente, el 63% dice estar preocupado por este hecho. A nivel europeo este promedio se sitúa diez puntos por encima.

Artículos relacionados