DESDE EL PARQUET

Acciona, en clave blockchain

En el mer­cado fi­nan­ciero se está pro­du­ciendo en los úl­timos meses en una es­pecie de ca­rrera a ver quién adopta pri­mero y saca ven­taja de la tec­no­logía block­chain. Todo una ca­rrera por el lujo en la que par­ti­cipan mu­chas em­presas co­ti­za­das.

En este sentido, Acciona Energía se ha convertido en una de las primeras empresas del sector de las energías renovables en acreditar mediante esta tecnología el origen cien por cien renovable de la energía que inyecta a la red eléctrica de dos de sus plantas en Navarra.

Y lo hace gracias al sistema Store-Chain, desarrollado por la compañía, capaz de gestionar los datos registrados en diversos contadores de la instalación para garantizar el origen totalmente renovable de la energía. Estos datos se almacenan en la plataforma blockchain que valida y certifica su fiabilidad y cuya transparencia es absoluta al ser accesible para el cliente en todo momento.

De este modo, Acciona Energía puede garantizar tanto a sus clientes como al resto de agentes involucrados que la energía suministrada desde sus plantas de almacenamiento en Tudela y Barásoain tiene origen limpio con toda certeza. La propia naturaleza descentralizada y operativa de la tecnología blockchain permite acreditar no solo las garantías de origen de la energía a modo de un notario virtual sino que además lo hace en tiempo real.

Se convierte así en una herramienta fundamental tanto para los clientes corporativos como para los institucionales que tienen un compromiso de utilización de energía limpia en sus políticas de sostenibilidad. Y este es solo un primer paso. La iniciativa Store-Chain se enmarca en un programa de mayor alcance denominado Greenchain en el que trabaja la compañía con el fin de certificar el origen renovable de toda su producción eléctrica.

En un futuro inmediato, esta será apenas una de las múltiples aplicaciones con blockchain que podrá realizar Acciona en el resto de sus actividades económicas. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Aunque el uso de esta tecnología supone un importante avance en la certificación, eso no quiere decir tampoco que sea una barita mágica para generar confianza en la gestión de la empresa.

Como explica el experto en blockchain, Pablo Criado, CEO de Selforganization Technologies, “una plataforma blockchain, por muy pública que sea, no es una aval en sí mismo para el cumplimiento de los requisitos de garantía al ciudadano de producción verde de la energía o de cualquier otra de sus aplicaciones. Son los procedimientos de las empresas, su transparencia y la actuación en comunidad lo único, que en última instancia, pueden hacer que eso se cumpla”.

A expensas de esta clara apuesta tecnológica, el buen hacer general del equipo gestor está impulsando la cotización de Acciona hacia sus máximos del año pasado cerca de los 80 euros por acción. Pese al complicado mes de octubre para la renta variable, la rentabilidad en el año del grupo se acerca al 20%, lo cual contrasta significativamente con las pérdidas del 10% del conjunto del Ibex 35. Y todo apunta, señalan los analistas, a que el valor mantendrá la tendencia alcista en la recta final del año, siendo uno de los grandes protagonistas del selectivo junto a Amadeus y Naturgy.

Artículos relacionados