El buen com­por­ta­miento en EEUU e India fa­ci­litan la es­ta­bi­lidad de pre­cios

Siemens Gamesa despierta de su siesta en bolsa y apunta a un 2019 con más márgenes

Las ac­ciones de la com­pañía cam­bian su ten­dencia ba­jista y se dis­paran un 14,5%

Siemens Gamesa
Siemens Gamesa

A ritmo lento pero se­guro, Siemens Gamesa va cam­biando el curso de sus pro­pios acon­te­ci­mien­tos. Desde que se hi­ciera efec­tivo el pro­ceso de fu­sión, la fa­bri­cante de auo­to­ge­ne­ra­dores ha ido arras­trando los pies en los mer­ca­dos, pri­mero por su alta va­lo­ra­ción y, se­gundo, por unas ex­pec­ta­tivas sobre re­sul­tados que no cris­ta­li­za­ban. Con sus úl­timas cuen­tas, al­can­zado ya el ob­je­tivo del con­junto del ejer­ci­cio, ha vi­rado su rumbo, hasta el punto de salir del ato­lla­dero en bolsa. Lo que le es­pera puede alentar a la in­ver­sión.

Cuando Gamesa y Siemens unieron sus caminos en España no se presagiaba, a priori, que atravesara un camino tortuoso por el parquet de la Lealtad de Madrid. Desde los máximos del 31 de marzo de 2017, el valor se ha desplomado más de un 55%, hasta los mínimos que marcó a mediados de octubre de este año. Un comportamiento que ha estado protagonizado por una huida inversora y unos números que no despertaban en sus cuentas.

Todo eso parece haber volado por los aires con sus últimos resultados, que reflejan la evolución del negocio de los tres primeros trimestres y que han estado por encima de lo que los analistas podían esperar. Sobre todo, porque la compañía conseguía superar el 8% en sus márenes, gracias a la reestructuración que se ha llevado a cabo en los últimos meses.

En definitiva, tanto las casas de análisis como los agentes del mercado están viendo positivamente la fuerte entrada de pedidos en el trimestre cuya cartera cubre ya el 80% de las ventas previstas en 2019 gracias a la recuperación en la división onshore. Nada esperado y que insufla optimismo en el ámbito bursátil de cara a los trimestres que están por llegar.

En este sentido, la clave sigue siendo el negocio onshore, que si en estos primeros nueve meses del año creció un 21% con respecto al 2017, fuentes del mercado consideran que esa tendencia “se mantendrá de cara al próximo ejercicio”. Por eso, el ratio book to bill puede avanzar desde las 1,3 veces actuales, hasta niveles más altos, aumentando con ello la visibilidad de la empresa.

Además, las sinergias compensan parcialmente el menor volumen en onshore y los menores precios de todas las áreas. Esto llevó a las ventas a ceder un 17% en comparación con 2017, aunque el margen mejora 50 puntos básicos, con visos a seguir esa tendencia, gracias a los efectos de la finalización de proyectos y el deterioro del inventario del pasado ejercicio.

India y Estados Unidos sientan las bases

Siemens Gamesa sigue fijando la guía para 2019 en línea con las expectativas de mercado, aunque entidades de banca privada y brokers ahora han modificado al alza sus estimaciones al descontar una mejora para el próximo ejercicio. En gran medida, porque el buen comportamiento en Estados unidos y la recuperación de la India, como garantizarían la estabilidad en los precios.

Son dos regiones donde la compañía se juega mucho y, al margen de que las guerras comerciales pueden jugar una mala pasada si se termina acentuando, se espera que la dinámica se amplíe el año que viene. Los proyectos se encuentran en velocidad crucero y el número de pedidos debería seguir evolucionando de forma favorable.

Sin embargo, el escenario central que varias fuentes del mercado concretan es que en 2019 la dinámica de los márgenes en estas regiones y el número de pedidos doten a Siemens Gamesa de fortaleza en su balance. Algo que se “debería trasladar” en el recorrido que tome en los mercados.

Debido a esta suma de factores el consenso de mercado sigue apostando por sobreponderar sus títulos en cartera hasta un precio objetivo sobre los 15 euros por acción, aproximadamente. Eso le da posibilidad de revalorizarse más de un 50% sobre la zona en la que cotiza en el momento actual.

Artículos relacionados