DESDE EL PARQUET

Ferrovial, salir del sopor

Los re­sul­tados algo mejor de lo es­pe­rado en el tercer tri­mes­tre, con una re­cu­pe­ra­ción gra­dual de su di­vi­sión Servicios y la con­fir­ma­ción de la so­lidez de Infraestructuras, pa­rece haber des­per­tado de nuevo el in­terés de los in­ver­sores en Ferrovial des­pués de un año mar­cado por la in­di­fe­ren­cia.

En el mercado venía preocupando la caída de ingresos y Ebitda mostrada en los primeros meses del año. Sin embargo, el grupo de construcción e infraestructuras ha logrado moderar notablemente ese descenso en el tercer trimestre, compensando la debilidad mostrada en el inicio del ejercicio.

Una vez que las aguas han vuelto a su cauce, los expertos de Bankinter han reiterado su recomendación de compra sobre Ferrovial, pese a reducir ligeramente su precio objetivo de 22,7 a 22,4 euros por acción. Una valoración que le confiere un potencial de revalorización superior al 20% desde los actuales precios de mercado.

Los analistas de la firma destacan la excelente evolución de tráfico, tarifas y márgenes en las autopistas de Canadá y EEUU, así como su capacidad de generación de dividendos. Aspectos que refuerzan el atractivo del grupo en un contexto de mayor volatilidad en mercado y desaceleración del ciclo en Europa.

Su deuda se ha elevado en un 11,8%, hasta los 3.875 millones de euros, respecto a la contabilizada a finales del pasado mes de diciembre debido a la variación de 595 millones de euros en el capital circulante y el pago de 302 millones en dividendos a lo largo de 2018. Pero nada que no sea manejable y más teniendo en cuenta que la posición neta de tesorería, excluyendo proyectos de infraestructuras, supera los 900 millones de euros.

El principal punto débil de los resultados, señalan en Bankinter, ha sido la ralentización en el proceso de mejora del margen de Construcción El incremento de costes de mano de obra y materiales seguirá presionando a la baja los márgenes, que solo mostrarán una leve recuperación una vez que las obras de EEUU entren en fases de mayor complejidad. Por el contrario, el principal catalizador de la compañía seguirán siendo los activos de infraestructuras.

Así las cosas, la cotización de Ferrovial debería mantenerse respaldada y mostrar un comportamiento relativo superior al del Ibex 35, a juicio de los expertos de Bankinter gracias a su presencia en mercados con alto crecimiento y seguridad jurídica, así como a su capacidad de generar caja.

De momento, sin embargo, la cotización de Ferrovial se mantiene en línea con los precios de principios de año. Aunque también es verdad que desde la publicación de sus cuentas ha recuperado cerca de un 5% rompiendo ligeramente al alza de la dinámica lateral que venía mostrando. No obstante, para dar por bueno el rebote hacia los máximos del año, es necesario primero que supere y consolide la barrera que encuentra en torno a los 18,2 euros por acción.

Artículos relacionados