DESDE EL PARQUET

Logista, el péndulo cae a favor

La evo­lu­ción de los pre­cios del pe­tróleo suele abrir ven­tanas de opor­tu­ni­dades en la renta va­ria­ble, de­pen­diendo de cada sec­tor.

Cuando se mueve al alza, las principales beneficiadas son las petroleras y los valores ligados a ellas. En cambio, cuando la materia prima se desinfla, el péndulo se mueve a favor de sectores como el transporte o las infraestructuras.

Teniendo en cuenta que, después de tocar máximos en cuatro años, el precio del crudo ha vuelto hacia niveles de principios del ejercicio, los operadores han vuelto a fijar su punto de mira en valores como Logista. Creen que la moderación de los costes por carburante –aunque no se está viendo trasladada esta caída en toda su extensión– supondrá un importante alivio en la cuenta de resultados futuros de la compañía.

De hecho, además de la lógica retirada de beneficios experimentada por el grupo desde los máximos del mes de agosto, los analistas creen que otro de los grandes factores en su marcha atrás fue precisamente el encarecimiento del crudo a partir del verano.

Este retroceso generó grandes dudas entre sus accionistas que se han ido apaciguando gracias, por un lado, a la creación de un sólido suelo sobre los 20 euros por acción, y, por otro lado, a un cierre de ejercicio fiscal relativamente positivo. El grupo despidió su ejercicio fiscal, cerrado en septiembre, con un beneficio de 156,7 millones de euros, un 1,8% más.

Un balance positivo gracias en parte a extraordinarios por las plusvalías generadas por la venta de una sociedad participada en Italia. En cualquier caso, las sensaciones han sido positivas, con un buen crecimiento de las ventas comerciales y con aumentos en todas las líneas de negocio en Iberia e Italia, así como en otros negocios en Francia.

Un conjunto de factores que hace pensar a algunos operadores que las acciones del grupo están baratas y más aún si los precios del crudo se estabilizan en torno a los actuales 60 dólares por cada barril de Brent. Al respecto recuerdan que en estos días está luchando por recuperar niveles de resistencia importantes sobre los 22 euros por acción, algo que logrará fácilmente, según explican, en la dinámica alcista en la que ha vuelto a entrar el valor.

Si aguanta el estirón, tal y como parece, podría intentar atacar sus máximos históricos, en 23,44 euros por acción, en las próximas semanas, lo cual supondría un potencial de revalorización adicional de al menos el 6%, que sumaría a la ganancia del 22% acumulada en lo que va de año.

Conviene recordar tambie, destacan los analistas, su alta rentabilidad por dividendo, que tras aprobar la distribución de un dividendo complementario de 0,77 euros, se eleva a 1,12 euros por acción, un 6,7% más. Lo cual pone de manifiesto la preocupación del grupo por cuidar a sus accionistas.

Artículos relacionados